Panamá

El derecho a defender los derechos humanos

Hemos tenido conocimiento de la demanda por diez millones de dólares que ha presentado una de las empresas beneficiadas con la concesión de uso de agua, para la producción de energía en la provincia de Veraguas, en contra de la señora Larissa Duarte activista ambiental y social de esa provincia, por supuestamente haber afectado el desarrollo del proyecto.

La señora Larissa Duarte es miembro de la organización Movimiento Campesino en Defensa del Rio Cobre, que existe desde el año 2003, cuya actividad principal ha sido la lucha cívica y ambiental contra las hidroeléctricas y en defensa de las fuentes de agua de su comunidad.

Esta lucha por la protección de los recursos naturales y el agua es la lucha de muchas comunidades indígenas, campesinas y de pobladores urbanos en el país, que se enfrentan a grandes intereses económicos y a la manipulación de los estudios de impacto ambiental con el visto bueno y complicidad de las instituciones del Estado encargadas de velar por el ambiente.

Precisamente por esta lucha, en diciembre del 2012, la activista Larissa Duarte recibió un reconocimiento por parte de la Red de Derechos Humanos de Panamá como defensora de los derechos humanos y en este sentido es importante advertir que como defensora de derechos humanos debe ser protegida contra toda persecución o acoso según lo establecen las recomendaciones de Naciones Unidas y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La Declaración de Naciones Unidas sobre personas Defensoras de Derechos Humanos reconoce el derecho que tienen todas estas personas a ser protegidas en su rol de defender los derechos humanos. El atacar directamente a una activista y presentarle una demanda civil millonaria, es un acto no solo de acoso e intimidación contra la activista, sino que es una amenaza contra todos los otros defensores y defensoras del ´país. Todos los defensores y defensoras de derechos humanos y activistas sociales nos vemos reflejados en la situación que hoy vive la señora Larissa Duarte y es por ello que nos declaramos en estado de alerta ciudadana.

Una demanda civil millonaria contra una defensora de derechos humanos y activista social ambiental es un pésimo precedente que repudiamos enérgicamente.

El segundo informe de Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de derechos humanos de las Américas del año 2012 señaló que los ambientes de hostilidad que conllevan un desgaste psicológico y físico y, a la vez, obligan a la persona amenazada a dedicar gran parte de sus esfuerzos en garantizar una mayor seguridad para el desarrollo de sus actividades, se convierten en obstáculo para el desarrollo de sus funciones y pueden llegar a constituir también violaciones a su libertad de asociación.

Las organizaciones que suscribimos este comunicado hacemos un llamado al Defensor del Pueblo para de seguimiento a la situación que hoy vive nuestra compañera Larisa Duarte y adviertan al Gobierno Nacional de las medidas legales que se deben tomar para que este tipo de situaciones no se repitan en contra de otros defensores de derechos humanos.

Tomando en cuenta el caso de Larissa Duarte y el caso ya denunciado de la compañera Ligia Arreaga, activista ambiental y defensora de derechos humanos de la Provincia de Darién, que fue amenazada por su defensa de la Laguna Matuzagaratí, y que debió salir del país como medida de seguridad, somos del criterio que es el momento para pedir que se adopte una Ley de Protección a personas defensoras de derechos humanos como ya existe en otros países.

A partir de este momento acudiremos a todas las instancias internacionales que dan seguimiento a la problemática que enfrentan las personas defensoras de derechos humanos en las Américas, para exponer estos dos casos de Panamá.

“La labor de las defensoras y defensores de derechos humanos es fundamental para la implementación de la Declaración Universal de Derechos Humanos, así como también para la existencia plena de la democracia y el Estado de Derecho”. CIDH
Panamá, 5 de octubre de 2016

Afro Panameña Soy
Alianza Ciudadana Pro Justicia
Alianza de Mujeres de Panamá
Alianza por un Mejor Darién
Asociación de Criminología y Victimología de Panamá
Asociación Hombres y Mujeres Nuevos de Panamá
Asociación de Derecho Ambiental
Central General Autónoma de Trabajadores de Panamá (CGTP)
Centro de Asistencia Legal Popular (CEALP)
Centro de Incidencia Ambiental (CIAM)
Centro de Estudios y Acción Social Panameño (CEASPA)
Centro de Estudios y Capacitación Familiar (CEFA)
Centro de Estudios para la Artes, Ciencias, tecnología e innovación (CECATI)
Centro de Estudios, Promoción y Asistencia Social (CEPAS)
Centro de Capacitación Social (CCS)
Colectivo Voces Ecológicas (COVEC)
Comisión de Derechos Humanos del Colegio Nacional de Abogados
Coordinadora para Defensa de Tierras y Aguas de Coclé –CODETAC
Espacio Encuentro de Mujeres
El Kolectivo
Frente por la Defensa de la Democracia
Fundación Levántate y Anda
Fundación Generación Sin Límite
Fundación Para El Desarrollo de la Libertad Ciudadana
Fraternidad Cristiana de Personas con Discapacidad
Frente Santeño contra la Minería
Juntos Decidimos
Mesa de Análisis de Leyes y Políticas Públicas de Discapacidad.
Movimiento Campesino en Defensa del Rio Cobre
Movimiento Ciudadano por la Identidad Panameña
Movimiento Democrático Popular
Red Ecológica, Social y Agropecuaria de Veraguas RESAVE
Servicio Paz y Justicia- Panamá (SERPAJ-PANAMÁ)
Unión Nacional de Mujeres Panameñas (UNAMUP)
Voces de Mujeres Afrodescendientes en Panamá.

Ciudadanos:
Jorge Sarsaneda Del Cid
Mariela Arce

Previous post

Comunicado ante la represión #31ENM

Next post

Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo

No Comment

Deja un comentario...