Panamá

Gracias Marco Gandásegui…

El profesor Marco Gandásegui nació en Panamá el 28 de abril de 1943. Estudió Periodismo en la Universidad de Chile (1965) para posteriormente estudiar, en el mismo país, una Maestría en Sociología de la FLACSO (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales) en 1968. Regresa a su país natal y comienza a enseñar Sociología en la Universidad de Panamá. Desde allí funda el Departamento de Sociología de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Panamá, siendo su primer director. Luego, en 1985, obtiene su Doctorado en Sociología por la Universidad Estatal de Nueva York.     

Además fundó el Centro de Estudios Latinoamericanos (CELA) “Justo Arosemena” y la Asociación Panameña de Sociología (APSO).

Autor de diversos obras:  La concentración del poder económico en Panamá (1960), El mito de la comunicación social (1987), Las empresas públicas en Panamá, El debate sobre la ampliación del Canal de Panamá, Las clases sociales en Panamá (coordinador, 1993); La fuerza de trabajo en el agro, Las luchas obreras en Panamá. 1850-1978 (coautor) y La crisis de hegemonía de EEUU. 

En su blog personal publicaba artículos diversos sobre la realidad nacional y mundial, los cuales eran publicados también en varios diarios de circulación nacional y en revistas virtuales como el de la Agencia Latinoamérica de información ALAI entre otros a nivel internacional. Algunos de sus artículos: “Trump, su enjuiciamiento y elecciones 2020”; “Ser ciudadano de pleno derecho significa ser blanco”; “El golpe de Estado descubre ‘poder dual’ en Bolivia”; “La nación Panameña es soberana e independiente”; “El poder público solo emana del Pueblo”; “Qué falta hacen los comités de Salud de José Renán Esquivel”; “Hay que recuperar el país destruido por la invasión”; “Los retos de los panameños en el 2020”; “La pandemia no es el fin del capitalismo”. 

Al maestro Marco lo conocimos en el proceso de liberación por nuestros pueblos ante el modelo de desarrollo desigual, a través del pensamiento, literatura crítica y militancia. Nos deja un gran legado, lecciones que enriqueció en la vida académica, por la dinámica interpretativa de la cuestión nacional. Un faro sobre el horizonte para las organizaciones populares, que representó en sus disertaciones, radiografías sobre las desigualdades sociales, las injusticias y los síntomas del capitalismo en su voraz acaparamiento por la soberanía de nuestro continente.

Fueron grandes las oportunidades, el compartir los procesos, desde los métodos de la investigación, la racionalidad humana como incidencia en el entorno social y una diversidad de experiencias en la vida política, como fue su aporte a la creación Movimiento Independiente de Refundación Nacional MIREN como instrumento fundamental de cambio social. 

Válida la ocasión para comulgar junto a otras alocuciones, a esta hora de la partida, los elogios a los aportes críticos, la cuota en la lucha popular, que en definitiva la teoría y praxis, ejecutó como mayor eslabón para las transformaciones que requiere la sociedad.

Para nuestra organización son indescriptibles las actividades, encuentros y acciones que  junto al profesor forjamos con el campesinado y los pueblos indígenas de Panamá. Profundizándose el neoliberalismo post invasión en la década de los 90, una fuerza rural  emergía: son las comunidades de Chiriquí, Veraguas, Coclé y Azuero que se movilizan contra el extractivismo de bienes ecológicos. Marco y su escuela del pensamiento ambiental incidió profundamente en los distintos espacios interactivos de formación política, mismos que fueron asimilados por la gente de lo rural quienes, además de ser excluidos, se vieron amenazados en su futuro por la minería e hidroeléctricas. 

Y ante el crecimiento de la crisis ambiental global, Panamá inició su compromiso en debatir la pluralidad de propuestas ante la irracionalidad de la economía de mercado por acaparar la naturaleza. El profesor Marco fue promotor, junto a otros catedráticos de la rama, de la reunión del Grupo de Trabajo de Ecología Política del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales CLACSO, en marzo de 2003, en el marco del Centenario de la República de Panamá.

Evidente aporte fue el impulso a la revista Tareas del Centro de Estudios Latinoamericano CELA “Justo Arosemena”, fundada por el maestro Ricauter Soler en 1960. Revista que presenta artículos de análisis de la realidad social, económica, política de Panamá y a nivel internacional. Gandásegui colaboraría junto a él en este proyecto, asumiendo su dirección posteriormente y continuar de manera ininterrumpida su publicación. Nuestra primera incursión en dicha publicación fue el registro cronológico de los hechos de Bocas del Toro en el 2010, en el número 136 como “La Batalla de Changuinola”.

Luego, seguimos nuestro caminar, reflexiones y acciones, bajo la disciplina del Ecologismo Popular o Ecología Política; sostuvimos publicaciones, análisis de coyunturas y marchas. Hasta que en el 2014 fundamos el primer Observatorio Socioambiental Panameño OBSOAP. Labor que desempeñamos como investigadores, defensores de los DDHH y ecologistas. El profesor Marco fue nuestro guía en este esfuerzo colectivo que, para este año, presentaríamos un plan para fortalecer la incidencia en las comunidades rurales, coberturas y publicaciones.

Su partida el 24 de abril de 2020, es el inicio de un compromiso colectivo en defensa del ambiente, los Derechos Humanos y el amor que tenemos a Panamá por ser libre y soberana. 

Total agradecimiento a Marco…

Colectivo Voces Ecológicas (COVEC)

Previous post

Panamá. La pandemia dentro de la pandemia

Next post

Posicionamiento del Movimiento Mesoamericano contra el Modelo Extractivo Minero M4 ante la crisis del COVID 19

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *