Panamá

Audio: Conflicto Hidroeléctrico en río Tabasará. Pueblo Indígena Ngäbé Büglé

Barro Blanco: Despojo de Tierras y Abusos a Derechos Humanos

 El movimiento 10 de abril en conjunto con otras organizaciones de la sociedad civil y grupos ambientalistas solicitan a la corte Suprema de Justicia que emita con carácter de urgencia su decisión sobre la demanda de nulidad contra la resolución DIEORA-IA-332-2008 que aprobó el estudio de impacto ambiental del proyecto Hidroeléctrico Barro Blanco, el cual no fue consultado apropiadamente a las comunidades residentes de las áreas anexas que pertenecen a la comarca Ngäbe-Búgle.

La obra lleva actualmente un 64% de avance por lo cual el 17 de febrero se procedería a ingresar a las tierras comarcales de acuerdo a procedimientos dictaminados por la Autoridad de los Servicios Públicos (ASEP) a fin que la empresa Generadores del istmo (GENISA) tenga acceso a dichos predios.

El proyecto Hidroeléctrico no traerá beneficios a las comunidades, siendo por el contrario, destrucción a su identidad y cultura. Son alrededor de 6,7, hectáreas anexas de la comarca las que se verán afectadas especialmente las comunidades del Kiad y Nuevo Palomar. Un Proyecto Hidroeléctrico que originalmente generaría 19.86 MW y fue aumentado a 28.84 MW.

En un foro público que se realizo previo a la aprobación del estudio de Impacto Ambiental del proyecto solo contó con 41 personas y no se involucro a la administración regional de la ANAM de la comarca Ngnäbe-Búgle. Los estudios de impacto ambiental se han caracterizado por incumplimientos a las normativas ambientales vigentes, y omisiones a las recomendaciones hechas por técnicos de la administración regional de la ANAM en Chiriquí, los cuales recomendaron que se realizara otro foro público en el área comarcal, ya que este proyecto afectaría su territorio.

Así como tampoco los procesos de consultan cumplieron con los estándares internacionales establecidos por la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el consentimiento previo, libre e informado que se debe obtener de los pueblos indígenas cuando estos se puedan ver afectados por proyectos de desarrollo a gran escala, ya que la consulta, entre otras cosas, se llevó a cabo en un área no comarcal, en idioma español y sin tomar en cuenta las características culturales propias de los asistentes al foro público.

Por esto, que el Colectivo Voces Ecológicas haciéndose eco de las reclamaciones hechas por las comunidades hace público su rechazo una vez más a la intransigencia de empresas que en contubernio con las instituciones del estado, violan flagrantemente los Derechos al acceso al agua, la vida, la comunidad y la libertad de los recursos naturales.

 Martes 18 de febrero de 2014.

Previous post

La falta de evaluación de riesgos para los experimentos de mosquitos transgénicos es negligente, dice GeneWatch

Next post

TABASARÁ: indígenas desmienten ataque a hidroeléctrica en Panamá

1 Comment

  1. Iván W. De la Cruz
    18/02/2014 at 10:45 AM — Reply

    Es de verdad indignante el actuar de forma abusiva y prepotente tanto de parte del gobierno como de la empresa. Es totalmente criminal lo que se esta haciendo en contra de nuestros hermanos indígenas, que no tienen paz ni tranquilidad hace mucho tiempo. Es importante reclamar a la jerarquía de la iglesia católica su actitud indiferente y silencio cómplice ante esta grave e injustificable acto de injusticia. Disque siempre dispuestos a servir de mediadores y garantes, pero luego de apagado el fuego se olvidan de los mas humildes y desamparados.

Deja un comentario...