Panamá

Rizoma # 33

Rizoma: Manuscritos feministas, voz del EEM en letras con raíces feministas Nº. 33 Panamá, Año1 – 8 de Mayo de 2017. [email protected]

LA INDIFERENCIA PROGRAMADA

A fines del año 2016, el Departamento de Justicia de Estados Unidos nos dio a conocer el pago a autoridades panameñas de 59 millones en coimas por parte de Odebrecht a cambio de contratos millonarios en obras públicas. La Fiscalía Suiza congeló a los hijos del expresidente Martinelli cuentas por 22 millones de balboas producto de las coimas de dicha empresa. El proceso a los imputados es lento y la Corte Suprema de Justicia ha terminado amparando las cuentas bancarias de los hermanos Martinelli.

Los magistrados y los [email protected] se protegen mutuamente frente a todas las denuncias de corrupción, y los procesos por delitos electorales de diputados prescribieron. La impunidad escandalosa es lo que impera.

La repulsa ciudadana en redes sociales es extendida entre los sectores medios y profesionales. Los sectores populares no organizados enfrentan carestía de la vida, salarios miserables y el trayecto de sus hogares al trabajo y de regreso les roba cinco y seis horas diarias a su descanso.

Las mujeres insistimos diariamente en ser ciudadanas con iguales derechos que los hombres, a ser prioridad en la agenda pública. Demandamos que los recursos públicos resuelvan los problemas que
afectan nuestra vida cotidiana. Jamás deben ser utilizados para engordar las cuentas bancarias y concentrar el poder de quienes se benefician de las coimas que paga la empresa privada corrupta con fondos públicos.

Junto a quienes luchan atomizados en diversos espacios existe un conjunto enorme de la población panameña, que aun conociendo y teniendo claro el estado de corrupción imperante en el sistema político y económico, están inmersos en la desidia, la abulia, el clientelismo y la inacción, lo cual identificamos como indiferencia programada, esto es resultado de muchos años de despolitización, de ausencia de organización política, de miedo al desempleo, a la informalización del mercado de trabajo y a la discriminación de clase, género y raza.

La impunidad y la corrupción se benefician de la indiferencia ciudadana. La agenda gubernamental de privatización del IDAAN y las reformas a la Caja de Seguro Social, nos obliga a salir del confort indiferente y enfrentar estas agendas que tienen como objetivo aumentar la desigualdad para los pobres y las riquezas para los corruptos.

Descargue aquí: Rizoma N° 33

Previous post

Sexta Misión UITA “Honduras sufre una grave crisis de derechos humanos”

Next post

No más piñeras en zona Sur: manifestación el lunes 15 de mayo a las 10 am frente al Museo Nacional

No Comment

Deja un comentario...