Latinoamérica

Perdón y desagravio a los hermanos originarios

CLARINADAS OPORTUNAS

A través de nuestras clarinadas de hoy enviamos un mensaje de perdón y desagravio a los hermanos originarios de nuestra Patria Grande Bolivariana y Universal, ante acciones y medidas que repiten el genocidio, despojo y humillaciones cometidos por los mercenarios colonialistas españoles, hace 524 años.

Nuestra solidaridad encarnada con la lucha frontal que libran, día a día, todos y cada uno de los hermanos originarios, a pesar y por encima de bastardos intereses geo políticos y económicos, que los mantiene en la oscuridad, para que no prosperen sus nobles causas, y continúen prácticas aberrantes de gobiernos, de representantes del capitalismo salvaje, que prevalece, bajo la mirada distraída de organismos regionales y mundiales inoperantes, y de una sociedad civil anquilosada en sus oscuras ambiciones sectarias.

Ecos sonoros son nuestras clarinadas de hoy, de voces progresistas de todo el planeta, que se hacen una y se identifican con las justas aspiraciones y esfuerzos mancomunados, de hermanos originarios, en aras de su propia supervivencia y la defensa de su Pacha mama vilmente robada, explotada y contaminada.

Las clarinadas de esta fecha, a la vez que redimen el nombre y las luchas de hermanos originarios de la Patria Grande Bolivariana, constituyen un mensaje de desagravio, por las infamias que sigue cometiendo la bestia (666) imperial y sus batracios aliados, contra los herederos de la hidalguía y el coraje de Quibián-Cémaco, Bayano-Felipillo, Victoriano Lorenzo, Enriquillo-Agueybaná, Atuey-Moctezuma, Tecún Umán, Mapuches-Charrúas, Lempira-Agatetite, Yaracuy-Tisquesusa, Caracuchima-Qisquiz, Atahualpa-TupaKatari, Zapicán-Sepe, AcaréToqui Lautaro, Tucumán, y muchos más legionarios indoblegables, valerosos, eternizados en el corazón y en el alma de los pueblos.

Las clarinadas de hoy también ponen de relieve lo que no es mera coincidencia: El vil asesinato de la hermana combatiente originaria BERTA CÁCERES, por la defensa de su tierra, del ambiente, la libertad y los derechos humanos, combate que la enfrentó a los jerarcas del inconsulto proyecto hidroeléctrico de Río Blanco (Honduras).

Idéntica situación se da en el Corinto Bolivariano: Panamá, donde hermanos originarios Ngäbe-Buglé‎ y de otras comarcas, luchan contra la perjudicial iniciativa hidroeléctrica de Barro Blanco y de edificaciones de diversos tipos, que causaran despojo de sus tierras, de sus recursos, contaminación, muerte de seres humanos y extinción de la flora y la fauna

LATIGAZOS: SIGLOS DE IGNOMINIA

Nada diferente pueden esperar los descendientes de raíces originarias verticales e indomables, desde el sur del Río Grande hasta la Patagonia, ya que a pesar de sus derechos consagrados en estatutos nacionales, regionales y mundiales, éstos son permanentemente violados, desfigurada su cultura, despojados de sus recursos, para instalar proyectos que incrementen las arcas de los poderosos, que afectan su vida y su ambiente, a lo que se suman persecuciones, carcelazos y muerte.

Ese es el martirio que reeditan, en este siglo doloroso, en sus almas, pieles y terruño, los voceros del neo liberalismo depredador, mercaderes sin alma (las Monsanto del planeta) y la bestia (666) hegemónica imperialista. El sufrimiento de hoy es mil veces peor que el causado por aventureros españoles llegados por accidente a su querida Abya Yala, que impulsó a los frailes Montesinos y Bartolomé de las Casas, a presentar frontales denuncias. Al respecto, el desaparecido escritor uruguayo EDUARDO GALEANO, en su monumental obra “Las Venas abiertas de América”, dejó escrita, entre otras, la siguiente verdad irrefutable: “La espada y la cruz marchaban juntas en la conquista y en el despojo colonial”.

524 AÑOS DE SERVILISMO INSTITUCIONALIZADO

Después de 524 años sigue vigente el servilismo oficial, a nivel de la estructura oficial de Panamá y de toda América, ya que subsiste la disposición a celebrar en este istmo nuestro donde hay tantas falencias (falta de seguridad, agua potable, educación de calidad, canasta básica accesible, entre otras), el infeliz suceso del falaz “descubrimiento”, hoy disfrazado con nombres diferentes, pero que conducen a lo mismo: A rendirle tributo a mercenarios, esclavistas y al más criminal despojo de riquezas autóctonas, por parte del imperio hegemónico de turno.
La vocación esclavista y el servilismo original permanecen intactos 524 años después de aquellos horrendos sucesos, y no sólo producto de la ideología y praxis de la dirigencia gubernamental de toda la geografía indo americana, salvo honrosas excepciones. Y es que fueron creados, y siguen vigentes, símbolos concretos en tributo a los genocidas del pretérito y, más que a nadie, a BALBOA, quien una vez llegado oculto en barril a nuestra querida Abya Yala, fomentó tantas discordias entre sus paisanos, que fue decapitado en Acla.

Esa actitud servil no cesa, ya que siguen vigentes monedas; sin valor alguno, en mi Panamá doloroso, igual que en el resto de nuestra América, donde florecen, se construyen y se aprueban por todas partes, estatuas, condecoraciones y otras muestras aberrantes, que le rinden homenaje a los genocidas del imperio español, por decisión de quienes tienen el alma tatuada con el herrete del más vulgar servilismo.

DOS CASOS PATÉTICOS

Reiteramos que poco o nada pueden espera los hermanos originarios, sobre el éxito de sus reivindicaciones, si nos miramos en un espejo viviente: LEONARD PELTIER, activista estadounidense, de ascendencia anishinaabe lakota, perteneciente al Movimiento Indígena estadounidense y encarcelado desde 1976, y quien, en 1977, fue declarado culpable y condenado sin pruebas a dos cadenas perpetuas consecutivas.

Este luchador originario cumplió el pasado 14 de septiembre, su cumpleaños número 72, encerrado en una prisión a más de 3.000 kilómetros de distancia de su familia. El pecado que cometió: luchar por los derechos aborígenes y en contra de la violencia desatada en las reservas indígenas.

LEONARD PELTIER, “EL ULTIMO GUERRERO INDIO”, es el prisionero político más viejo del mundo y el que lleva más tiempo en las mazmorras del país, ya que en el 2017, de sus 72 años, habrá pasado 40 en las cárceles norteamericanas.

¡Qué palpable y absurda contradicción, puesto que dirigencia imperialista se auto define como campeón de la democracia y de los derechos humanos, además de arrogarse el derecho exclusivo a fabricar armas de destrucción masiva, a evaluar negativamente a cualquier país del mundo y a decretar ilegales sanciones fuera de su jurisdicción territorial, como el criminal bloqueo económico, comercial y financiero impuesto hace más de 50 años, contra la patria hermana de Cuba!

Datos históricos rebelan que hace 140 años, 38 hombres DAKOTA fueron colgados, asesinados en masa en MANKATO, MINESOTA. Uno de ellos de nombre PERRO BLANCO, tenía una Hermana llamada HUNKA SILVANA, conocida como Anna Williams. Esta tuvo que abandonar la aldea y se dirigió a DEVILS LAKE, North dakota, porque todos los parientes de esos 38 hombres colgados fueron asesinados uno a uno.

Anna Williams tuvo un hijo llamado FRANK STE; Frank tuvo una hija llamada ANNIE JANE, Annie Jane una Hija llamada ALVINA y Alvina un Hijo llamado LEONARD PELTIER. Leonard, por lo tanto, viene de la Línea de sangre del Clan de Perro Blanco, el Indio colgado, asesinado por el ejército norteamericano junto a otros 37, en Mankato.

OTRA PRUEBA

El auto proclamado campeón de la democracia y defensor de los derechos humanos, además de policía del mundo, la bestia (666) imperial hegemónica, ostenta otro negro galardón, el de tener entre sus garras sanguinarias, desde el 29 de mayo de 1981, a OSCAR LÒPEZ RIVERA, el prisionero político más antiguo del Hemisferio.

Este genuino luchador independentista de la Isla del Encanto, Puerto Rico, ha cumplido 35 años en una prisión federal, como resultado de dos sentencias dictadas en su contra, que en conjunto suman 70 años de cárcel.

Nació el 6 de enero de 1943, por lo que en este 2016 cumplió 73 años de edad. En 1981 fue capturado por el Oficina Federal de Investigación acusado de “conspiración” y por pertenecer a las Fueras Armadas de Liberación Nacional (FALN). Fue condenado a 55 años de prisión federal, pero luego de fabricarle en prisión un caso de intento de fuga, la pena impuesta se convirtió en una sentencia de 70 años, 12 de los cuales los pasó en aislamiento total. En consecuencia, desde hace 38 años permanece en las cárceles de la bestia (666) hegemónica, por amar a su Patria. ¡QUÉ MAL PAGA EL DIABLO A QUIEN BIEN LE SIRVE!

Fue veterano en la Guerra de Vietnam defendiendo la bandera de EE.UU., siendo condecorado por su valor en combate. En 1976 se integró a la lucha clandestina en favor de la independencia de Puerto Rico como miembro de las FALN, que en la segunda década del siglo XXI continúa como territorio colonial norteamericano desfasado e ilegítimo.

En conclusión, nada diferente pueden esperar los hermanos originarios de éste y los demás continentes, en relación con las justas reivindicaciones por las que lucharon –y lo hacen 524 años después de la accidental llegada a sus tierras de los mercenarios españoles- sujetos hoy a las aberraciones del imperio de turno, la bestia (666) hegemónica, que tiene derecho de autor de todos los flagelos que padece la humanidad: Genocidios, guerras inventadas, pestes fabricadas, hambruna y muchos, muchos más.

Y reiteramos lo expresado inicialmente: A través de nuestras clarinadas de hoy enviamos un mensaje de perdón y desagravio a los hermanos originarios de nuestra Patria Grande Bolivariana y Universal, ante acciones y medidas que repiten el genocidio, despojo y humillaciones cometidos por los mercenarios colonialistas españoles, hace 524 años.

Fraternal saludo y adelante, siempre adelante, de Franklin Ledezma Candanedo, Periodista y Escritor, desde el Corinto Bolivariano: Panamá, miembro de la Asociación Americana de Periodistas Bolivarianos, Capítulo de Panamá (aapebcap), de la Red Bolivariana “Victoriano Lorenzo”, Héroe de la Revolución Libertaria en Defensa de la Humanidad, de la Prensa Universitaria Internacional (PUI), Periodista de Opinión, turístico y agroambiental, por el desarrollo sostenible de Panamá.

Previous post

12 de octubre. ¿Descubrimiento?

Next post

Panamá. Indígenas y campesinos salen a las calles a no celebrar el 12 de octubre

No Comment

Deja un comentario...