Internacional

Honduras. “El rechazo a las privatizaciones va de la mano con el Fuera JOH”

La lucha emprendida por la Plataforma por la Defensa de la Salud y la Educación contra la privatización de ambos sectores y las masivas movilizaciones a nivel nacional marcan un hito en la historia reciente de Honduras, mandando una señal muy clara a un gobierno cada día más tambaleante. La Rel conversó con el dirigente sindical y líder social Carlos H. Reyes.

-¿Cuál es tu análisis de lo que está pasando en Honduras?
-En los meses anteriores al inicio de las protestas, en Honduras lo que se estaba imponiendo era la agenda electoral de cara al 2021.

La unión de los gremios magisteriales y de la salud, que desembocó en la creación de la Plataforma, vino a romper esta agenda, posicionando a nivel nacional el rechazo a la privatización de los sectores salud y educación.

Comenzó la movilización popular de médicos y maestros y se fueron sumando otros sectores. La lucha fue arreciando y la población comenzó a entender un poco más los peligros que hay detrás de un proceso privatizador como este.

Recordemos que la lucha contra las privatizaciones la empezamos a principio de los 90, cuando en todo el continente se impulsó la agenda neoliberal. Han tenido que pasar casi 30 años para que la gente entendiera el daño que acarrean estos procesos.

Hoy no sólo se está entendiendo eso, sino también que estamos en plena dictadura. Por esto en las calles, a la par del rechazo a la privatización de la salud y la educación, está la exigencia de que Juan Orlando Hernández se vaya ya.

El “Fuera JOH” está más presente que nunca.

-Ya se logró algo importante que es la derogación de los decretos ejecutivos (PCM).
-Eran decretos nefastos que promovían la “reducción de la masa salarial”, que son palabritas del FMI que significan despidos masivos, y la trasformación de la educación y la salud.

¿Y cómo pretendían transformar a estos sectores? Con nuevos modelos de prestación de servicios, es decir privatizando el servicio público.

El rechazo a estas medidas hizo que una cantidad enorme de personas se volcara a las calles, sufriendo la arremetida policial y militar. Hay compañeras y compañeros asesinados, heridos, perseguidos, presos.

Todo esto obligó al gobierno a derogar los PCM, aunque lo hizo de una forma burda, instalando una supuesta mesa de diálogo con gente que nada tiene que ver con la Plataforma.

Sin embargo la posición de la Plataforma siempre ha sido muy clara: deroguen los decretos y nos sentamos a dialogar con nuestra agenda, es decir la no privatización de la salud y la educación. Por esto están exigiendo que se cumplan los requisitos mínimos para iniciar el diálogo.JOH, made in USA

-¿Cómo evalúas el espaldarazo que le está dando el gobierno estadounidense al presidente Hernández?
-Es demasiado descaro lo del gobierno de Estados Unidos en el caso de Honduras, lanzándole un salvavidas a un régimen moribundo.

Si no fuera por ellos, el régimen ya hubiera caído.

Durante todo este proceso hemos visto cómo funcionan los grupos paramilitares entrenados por el Comando Sur y los israelíes. Y la supuesta quema de la entrada de la embajada de Estados Unidos es la mejor muestra de cómo pretenden fortalecer al régimen, criminalizando la lucha popular.

Afortunadamente el pueblo hondureño ha venido tomando más conciencia de clase sobre lo que está pasando en el país, y esto es muy importante.

-¿Cuál es tu análisis de lo que está pasando en Honduras?
-En los meses anteriores al inicio de las protestas, en Honduras lo que se estaba imponiendo era la agenda electoral de cara al 2021.

La unión de los gremios magisteriales y de la salud, que desembocó en la creación de la Plataforma, vino a romper esta agenda, posicionando a nivel nacional el rechazo a la privatización de los sectores salud y educación.

Comenzó la movilización popular de médicos y maestros y se fueron sumando otros sectores. La lucha fue arreciando y la población comenzó a entender un poco más los peligros que hay detrás de un proceso privatizador como este.

Recordemos que la lucha contra las privatizaciones la empezamos a principio de los 90, cuando en todo el continente se impulsó la agenda neoliberal. Han tenido que pasar casi 30 años para que la gente entendiera el daño que acarrean estos procesos.

Hoy no sólo se está entendiendo eso, sino también que estamos en plena dictadura. Por esto en las calles, a la par del rechazo a la privatización de la salud y la educación, está la exigencia de que Juan Orlando Hernández se vaya ya.

El “Fuera JOH” está más presente que nunca.

-Ya se logró algo importante que es la derogación de los decretos ejecutivos (PCM).
-Eran decretos nefastos que promovían la “reducción de la masa salarial”, que son palabritas del FMI que significan despidos masivos, y la trasformación de la educación y la salud.

¿Y cómo pretendían transformar a estos sectores? Con nuevos modelos de prestación de servicios, es decir privatizando el servicio público.

El rechazo a estas medidas hizo que una cantidad enorme de personas se volcara a las calles, sufriendo la arremetida policial y militar. Hay compañeras y compañeros asesinados, heridos, perseguidos, presos.

Todo esto obligó al gobierno a derogar los PCM, aunque lo hizo de una forma burda, instalando una supuesta mesa de diálogo con gente que nada tiene que ver con la Plataforma.

Sin embargo la posición de la Plataforma siempre ha sido muy clara: deroguen los decretos y nos sentamos a dialogar con nuestra agenda, es decir la no privatización de la salud y la educación. Por esto están exigiendo que se cumplan los requisitos mínimos para iniciar el diálogo.JOH, made in USA

-¿Cómo evalúas el espaldarazo que le está dando el gobierno estadounidense al presidente Hernández?
-Es demasiado descaro lo del gobierno de Estados Unidos en el caso de Honduras, lanzándole un salvavidas a un régimen moribundo.

Si no fuera por ellos, el régimen ya hubiera caído.

Durante todo este proceso hemos visto cómo funcionan los grupos paramilitares entrenados por el Comando Sur y los israelíes. Y la supuesta quema de la entrada de la embajada de Estados Unidos es la mejor muestra de cómo pretenden fortalecer al régimen, criminalizando la lucha popular.

Afortunadamente el pueblo hondureño ha venido tomando más conciencia de clase sobre lo que está pasando en el país, y esto es muy importante.

Por: Giorgio Trucchi / www.rel-uita.org

Previous post

Llega Señoras de internet: Sexting y spams no deseados

Next post

Ecuador. Defensores de la naturaleza rechazan introducción de transgénicos (Audio / fotos)

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *