Feminismo

España. Una huelga feminista como una casa: por un #8M antirracista (Fotos)

 Según los últimos datos  publicados por la ONU, la inmigración femenina en España es superior a la masculina con la cifra de 3.054.960 mujeres, un 51, 36% del total de inmigrantes.

El pasado viernes 8 de marzo, el carácter más combativo, reivindicativo y festivo inundó las calles a lo largo y ancho del territorio español. La huelga feminista, marcando un nuevo hito histórico, fue secundada por diversos sectores políticos y sociales para terminar en diferentes y masivas manifestaciones durante una larga noche teñida de color violeta.    

Desde los piquetes que cortaron algunas calles en las principales ciudades del país, hasta la música de los conciertos en las plazas, se dejaron sentir y escuchar las demandas colectivas pidiendo que se acabe con la violencia de género, la brecha salarial y los techos de cristal en las empresas.  

Según la Delegación del Gobierno, 350.000 personas acudieron a las protestas en la ciudad de Madrid. “Somos amigas, hermanas, somos compañeras de lucha y cuando venimos de diversos territorios podemos colectivizar muchísimo más las demandas en pos de crear una red de feminismos comprometidos tanto con nuestro país como con este”, destacó Cintia Selva, ecuatoriana de 23 años que vive en Madrid desde los cinco años de edad.  Para ella es esencial pensar en la deuda y lucha que se tiene con los pueblos ancestrales en América Latina. Cintia es estudiante de la carrera de Literatura General y Comparada y salió a la manifestación  en el bloque de migrantes, racializades, no binarie y trans. Las consignas que llamaron a la convocatoria fueron: “vamos a compartir la rabia  y escupirla, las migrantes racializades que podamos. Nos vemos en el bloque para compartir luchas y demandas; porque la huelga no termina hoy, la lucha sigue los otros 364 días del año, vamos a recordar a las que ya no están, Lucrecia Pérez, Mame Mbaye, Samba Martine y muchas más hermanas a las que el racismo institucional y estructural cruza.” 

Proveniente del mismo movimiento autónomo y  espacio horizontal, Verónica Eme, colombo – castellana, de 30 años, insistió en la urgencia para denunciar el racismo institucional, “como concepto y cómo se aplica en cada una de las políticas y cómo afecta a las personas racializadas”. También se refirió a cómo las diferentes nacionalidades del bloque antirracista han convergido por la urgencia en el ámbito escolar y vecinal en la calle; y de qué forma el compromiso se asume a nivel internacional porque la forma de consumo ejercida desde el norte global afecta a los pueblos originarios con el expolio de sus territorios impactando directamente  en los cuerpos de las mujeres. 

Dejamos una frase de la convocatoria de las compañeras que resume a la perfección el momento actual: “las Manifestaciones son ensayos de REVOLUCIONES”, A.Davis.

Por: Isabel Salcedo Quiroga. España / Radio Temblor Internacional / David Úbeta


Previous post

Bolivia. 8 de marzo. Anticapitalista, antipatriarcal y anticolonial (Fotos)

Next post

Costa Rica. Movilización en el Día internacional de las Mujeres

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *