Internacional

Asesinan al líder indígena Noé Jiménez en Chiapas

Este viernes fueron hallados los cuerpos del líder indígena Noé Jiménez Pablo, integrante de la coordinación estatal del Movimiento Campesino Regional Independiente-Coordinadora Nacional Plan de Ayala-Movimiento Nacional (Mocri-CNPA-MN), y de una persona no identificada, en el municipio de Amatán, Chiapas, informó Eric Bautista, vocero del Mocri.

El cuerpo de Jiménez fue hallado en un basurero ubicado a tres kilómetros de la cabecera municipal de Amatán, donde el jueves un grupo armado atacó el plantón que varios manifestantes del Mocri habían instalado para exigir la destitución del alcalde Manuel de Jesús Carpio Mayorga, informó Bautista Gómez.

Agregó que en lugar se encontró el cuerpo de otro hombre que aún no ha podido ser identificado porque “tenía la cara desfigurada por ácido y estaba embolsado”.

Bautista explicó que los hombres que desalojaron a balazos el plantón “salieron de la casa del ex alcalde Wilber Carpio Mayorga”, hermano de Manuel, “cubiertos con pasamontañas, con fusiles de grueso calibre y armas cortas”. El ataque dejó dos personas lesionadas, ocho mujeres retenidas, 50 personas no localizadas que aparecieron hasta el viernes y tres vehículos quemados.

Entre los heridos se encontraba Jiménez Pablo, quien recibió disparos en el abdomen y el pecho, “pero los paramilitares no permitieron que fuera auxiliado, ya que disparaban a quien se acercaba a querer ayudarle y finalmente se lo llevaron”, agregó Bautista.

“La saña con la que asesinaron a nuestros compañeros refleja el odio de Jesús Carpio y su grupo caciquil hacia nuestro compañero Noé Jiménez Pablo y hacia los simpatizantes y militantes del Consejo Indígena y Popular de Amatán por oponerse a su cacicazgo, por denunciar sus abusos, el uso de grupos paramilitares para perpetuarse en el poder, el saqueo de las arcas municipales, y sus ligas con la delincuencia organizada y narcotráfico”, resaltó.

Ante los hechos, el Mocri-CNPA-MN exigió la verdad y justicia para Noé Jiménez, así como castigo para los autores materiales e intelectuales de su asesinato y la desarticulación del grupo paramilitar de los Capio Mayorga.

Fuente: Desinformémonos / La Jornada

Previous post

Honduras. "No queremos un turismo que genere más despojo y exclusión”

Next post

Foro de Davos 2019. Miseria creciente, protestas sociales, repudio a Bolsonaro

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *