Uncategorized

30 de marzo: Día de la Tierra Palestina

El 30 de marzo de 1976, la sociedad palestina convocó una huelga general en protesta por el continuo robo de sus tierras por Israel.

En esa fecha, el Ejército sionista asesinó a siete jóvenes palestinos con «ciudadanía israelí», que se manifestaban para detener la confiscación de 21.000 dunums (2.100 hectáreas) de tierras palestinas por Israel, con el fin de construir colonias para judíos y un campo de entrenamiento militar.

Desde entonces, cada 30 de marzo se conmemora la lucha del pueblo palestino plantando un olivo en señal de reivindicación de los derechos legítimos del pueblo palestino sobre la Tierra Palestina y el derecho al retorno.

Hoy se conmemora el Día de la Tierra Palestina, en toda la patria ocupada como en la diáspora, los palestinos y todos los que creen en la justicia, la libertad y los derechos humanos, conmemoramos este día, reafirmando el rechazo a las políticas de Apartheid, Limpieza Étnica y robo de tierras que Israel lleva a cabo.

El Día de la Tierra Palestina es el día de un pueblo auténtico, es el día de sus olivos, de sus almendros y rosas, es un día de celebración del amor humano a un pasado y un presente siempre en lucha en todos los ámbitos, es el día de todo un calendario de héroes, hombres, mujeres, de cualquier edad para afirmar su amor por Palestina. Es el Día de la Tierra escrito con sangre y dolor casi permanentes porque los enemigos no paran, no cesan en quitar la vida al pueblo palestino.

Para conmemorar el Día de la Tierra, un grupo de refugiadas palestinas regresó a las aldeas de donde fueron expulsadas en el año 1948.

Amena Sanqar visitó Beit Nabala por primera vez desde 1948.

Por su parte, Hawwa al-Khawaja y su hija Khawla bajaron de un autobús que se detuvo a la entrada de lo que una vez fue el pueblo al que llamaron su hogar.

La anciana Khawaja estaba allí saludando a otros que habían llegado en los autobuses que le seguían, tal como solía saludar a los visitantes de su aldea cuando era una niña antes de 1948.

“Bienvenidos, bienvenidos a al-Thahiryeh”, saludaba esta anciana de 90 años. “Nos disculpamos por no tener un hogar para darle la bienvenida”.

Desde 1948, no ha habido hogares o residentes en la aldea destruida de al-Thahiryeh, que se encuentra al sureste de la ciudad de al-Lydd. Ese año, las fuerzas sionistas expulsaron a las familias palestinas que vivían en la aldea, antes de destruir cada centímetro de ella.

Al-Thahiryeh fue una de las 500 aldeas que enfrentaron el mismo destino en lo que se conoce como la limpieza étnica de al menos 800.000 palestinos.

Entre los años 1948 y 1972, Israel respaldado por las fuerzas del mandato británico, había confiscado más de un millón de dunoms de tierras de las aldeas árabes en Galilea y en Al-Mutalat (el Triángulo) además de otros millones de dunoms de territorios árabes cuando obligó a sus dueños mediante la fuerza de agresión, la guerra y las masacres, al abandono forzoso de su patria. Casi 900 mil palestinos fueron expulsados y obligados a vivir en el destierro, donde aún sufren injusticia, privación y la diáspora desde hace 70 años.

En esta fecha trascendente hago mío el sentido poema “Carnet de Identidad”, del bardo Mahmud Darwish, poeta nacional palestino y uno de los más célebres literatos árabes contemporáneos

“Escribe que soy árabe; / que robaste las viñas de mi abuelo / y una tierra que araba, / yo, con todos mis hijos. / Que solo nos dejaste / estas rocas. / ¿No va a quitármelas tu gobierno también, / como se dice? … / Escribe, pues… / Escribe / en el comienzo de la primera página / que no aborrezco a nadie, / ni a nadie robo nada. / Más, que si tengo hambre, / devoraré la carne de quien a mí me robe. / ¡Cuidado, pues / … Cuidado con mi hambre, / y con mi ira!.”

Fraternal saludo y adelante, siempre adelante, desde el Corinto Bolivariano: Panamá, de Franklin Ledezma Candanedo, Periodista y Escritor.

Foto: palestinalibre.org

*En estos momentos el ejército sionista ha lanzado una ofensiva asesina contra Palestina, hasta el momento se reportan 16 palestinos asesinados y 1,416 heridos.

Previous post

Salvemos Matusagaratí

Next post

Panamá. Distrito de Donoso en la encrucijada turística inmobiliaria y conservación ambiental

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *