Uncategorized

Padres y maestros hacen colapsar líneas telefónicas para pedirle al Senado que vote en contra de DeVos

En una medida fuera de lo común en el Capitolio, el líder de la mayoría en el Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, programó una votación insólitamente temprana a las 6:30 de la mañana con el objetivo de avanzar en la nominación de la multimillonaria Betsy DeVos como secretaria de Educación. La votación de todo el partido para cerrar el debate en las primeras horas del día superó un obstáculo clave en el Senado que sirve para avanzar en la nominación de DeVos y someterla a decisión del Senado entero. Está previsto que el Senado completo vote el lunes. DeVos enfrenta niveles cada vez mayores de rechazo de parte de los legisladores y promotores de la educación por ser partidaria, desde hace mucho tiempo, de las escuelas chárter y de la financiación de escuelas privadas y religiosas. Ella y su esposo también invirtieron en una agencia de cobro de deudas estudiantiles que hace negocios con el Departamento de Educación. El jueves, padres y maestros hicieron colapsar las vías telefónicas del Senado para pedir a los legisladores que se opongan a su confirmación. Aproximadamente a la una de la tarde, el senador republicano por el estado de Nevada Dean Heller tuiteó: “Estamos experimentando un gran volumen de llamadas en nuestras oficinas. El personal intenta atender la mayor cantidad posible. Por favor, continúen llamando para poder comunicarse”. Esta semana, dos legisladoras republicanas, las senadoras Susan Collins y Lisa Murkowski, anunciaron que tienen previsto votar contra DeVos, lo que significaría que a los republicanos del Senado les faltaría un voto para confirmarla en el cargo. Si la votación en el Senado es de 50 votos a favor y 50 votos en contra, el vicepresidente Mike Pence tendría el voto decisivo, algo que nunca sucedió con un candidato del presidente en la historia de Estados Unidos. Si solo un senador republicano más decide votar en su contra, la confirmación de DeVos será rechazada. Esto significa que el Senado no avanzará con la votación de confirmación de Jeff Sessions como fiscal general, ya que si se lo confirma, ya no sería senador, lo que significaría un voto menos para DeVos.

Tomado del portal Democracy Now.

Previous post

Mujeres de Colombia listas para aportar a los acuerdos de Paz con el ELN

Next post

Escándalo de Odebrecht se extiende a la hidroeléctrica Chan II

No Comment

Deja un comentario...