Latinoamérica

Revista: Biodiversidad, sustento y culturas N° 90

A partir del periodo especial provocado por el desmantelamiento del bloque soviético, Cuba se vio obligada a realmente ser independiente en su producción de alimentos. A partir de los años noventa, emprendió entonces una reforma agraria integral y la promoción de modos de producción más afines con las prácticas tradicionales del campesinado en Cuba y con las visiones agroecológicas.

Esto impulsó el abandono de la agricultura industrial, incluidos sus insumos como fertilizantes y plaguicidas químicos, una recuperación de los suelos y de las semillas nativas, y un impulso denodado por aumentar el número de familias, casi siempre organizadas en cooperativas, que producen alimentos para sí mismas y para el pueblo cubano. Hoy existe una pujante revolución campesina, de corte agroecológico, y una soberanía alimentaria que crece y se fortalece.

Descargue la revista aquí: Revista: Biodiversidad, sustento y culturas N° 90

Previous post

ONU reconoce a Fidel como un símbolo de la solidaridad mundial

Next post

Pronunciamiento en el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres

No Comment

Deja un comentario...