Latinoamérica

A más de un año se sigue pidiendo justicia por los 43 normalistas desaparecidos en México

A 16 meses de la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, Estado Guerrero (México), los padres entregaron un documento a la Suprema Corte de Justicia de la Nación -SCJN- para que dicha dependencia gestione un encuentro con los juzgados de Iguala, donde se lleva a cabo los procesos de amparo contra el auto de formal prisión de los policías acusados por la desaparición de los normalistas. Por su parte, los familiares de Julio Cesar Mondragón, estudiante desollado, pusieron en duda la supuesta detención del presunto asesino y exigieron la devolución del cuerpo que lleva casi tres meses de haber sido exhumado.

Durante las manifestaciones realizadas en la Ciudad de México por la desaparición forzada de los 43 normalistas desaparecidos el día 26 y 27 de septiembre del 2014, los padres de los normalistas exigieron al gobierno mexicano seriedad y compromiso en las investigaciones para dar con el paradero de sus hijos, pues comentaron que las versiones que les han dado durante estos 16 meses son inverosímiles y que está llena de irregularidades, por tal motivo piden se les deje de mentir, que les digan dónde se encuentran.

Antes de iniciar la marcha que se ha vuelto conmemorativa desde hace 16 meses, los padres de los normalistas acudieron a la SCJN. En el lugar, se entregó un documento a las autoridades del poder judicial para que vigilen, con apego a derecho e independencia, los juicios de amparos que se sigue a los inculpados por el asesinato de tres normalistas y tres personas más, así como de la desaparición de 43 jóvenes. Los familiares comentaron que el informe realizado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, es prueba suficiente para declarar culpables a los policías que se encuentran en la cárcel por los acontecimientos del 26 y 27 de septiembre en Iguala, Guerrero.

“Son los juzgados del distrito quienes están emitiendo esta resolución de dejar sin efecto el auto de formal prisión. La Suprema Corte puede incidir, a través de pruebas de los hechos, para que no se siga cometiendo más injusticias. Los argumentos que dan para tramitar los amparos, es que según los jueces que dictaron el auto de formal prisión deben precisar cuál es el grado de responsabilidad de los policías, ya que eso no está investigado dentro del expediente”, comentó Vidulfo Rosales, abogado de los padres.

Por su parte, los familiares de Julio César Mondragón, estudiante desollado la noche del 26 de septiembre, realizaron un mitin con un ataúd frente a la Procuraduría General de la República -PGR-para exigir les devuelvan su cuerpo que fue exhumado poco más de dos meses y medio, petición realizada por ellos mismos porque desconfían de la versión oficial del gobierno sobre su presunta muerte. Señalaron que la larga espera de la prueba de ADN es un castigo por atreverse a pedir una segunda versión sobre lo sucedido con el estudiante, pues hasta la fecha no han recibido avances de la investigación. Denunciaron que el normalista fue torturado y rechazan que haya sido un solo asesino, pues “las múltiples facturas que sufrió en tórax y cráneo, así como las marcas de arrastre que se observan en su cuerpo no pudieron ser cometidas por un individuo”.

“A pasado un año y medio donde no se ha hecho justicia para Julio Cesar, se solicitó la exhumación para hacer una nueva investigación y así saber qué fue lo pasó con él, pero el cuerpo no se ha devuelto a la familia y por eso exigimos a las autoridades que nos lo entregue para darle una sepultura digna. Tampoco sabemos qué hicieron con su ropa, la cual no fue analizada en las investigaciones, y con el globo ocular izquierdo que se encontró junto al cuerpo cuando fue hallado. Queremos que nos lo devuelvan para que descanse en paz”, comentó Marisa Mendoza, viuda de Julio César.

La familia de Julio César considera una burla que el gobierno presente a Mauro Taboada Salgado, detenido el pasado 22 de enero por portar armas de fuego, como su presunto asesino, pues no existen pruebas suficientes que lo demuestren. Lo único que se tiene es la versión del jefe de la célula de sicarios y halcones del grupo de narcotraficantes Guerreros Unidos, el cual ha dado testimonios falsos: “Lo que queda en evidencia con esta detención es que la PGR sigue reforzando la mentira histórica, y no sólo eso, que la PGR no cuenta con una línea de investigación sobre la ejecución de Julio César Mondragón”.

Para finalizar las acciones que conmemoran los 16 meses de desaparición forzada de los 43 normalistas, se realizó una marcha en la Ciudad de México que fue encabezada por una comitiva de padres que están recorriendo la parte sur del país. Los familiares de los estudiantes se dividieron en dos grupos para recorrer de norte a sur los Estados de la república, con la intención de reforzar la convocatoria al Encuentro Nacional por la Indignación que se realizará el próximo 5 de febrero en la capital mexicana.

Por: Fabiola Gutierrez. Colaboradora de Colombia Informa en México.
Foto: Noticias de abajo

Previous post

Honduras. Pueblo Garífuna enfrenta a corporaciones y al Estado en defensa de sus tierras

Next post

Yacimientos de Petróleo en Uruguay

No Comment

Deja un comentario...