Panamá

A segundo debate proyecto de ley sobre Ministerio de Ambiente en Panamá

En una histórica sesión parlamentaria, se celebró el día miércoles 28 de enero del 2015 en el Pleno del salón azul, en la comisión de Ambiente, Población y Desarrollo, la primera de 3 sesiones para aprobar lo que será la creación del Ministerio de Ambiente, con la cual se modifica la actual ley N. 41 de 1998 que creó la Autoridad Nacional del Ambiente.

Con la aprobación de la ley N. 25 y la elevación a Ministerio de Ambiente se rompen paradigmas vetustos en cuanto al rol que se le debe dar a una institución como el Ambiente en temas de importancia en la Agenda Política y de Estado. De acuerdo con el Director de Evaluación y Ordenamiento Ambiental DIEORA, Samuel Valdéz, Panamá es el único país de Latinoamérica que no cuenta con un ministerio de Ambiente y por razones de vaivenes políticos y de carácter pendular de las decisiones que se toman con instituciones débiles, se ha perdido la institucionalidad y la fuerza o el esfuerzo especifico que tiene el tema ambiental en las decisiones del Estado.

La sesión tuvo lugar a eso de las 11: 00 am donde asistieron cientos de personas a presenciar el debate que se realizaba, organizaciones como Mar Viva, Coordinadora Campesina, Autoridad de los Recursos Acuáticos entre otras se hicieron presentes, la misma fue presidida por el diputado Jaime Pedrol del circuito 12-2 de la comarca Ngöbé Büglé y junto a otros seis 6 miembros de diferentes bancadas entre ellos la diputada suplente Alida Spadafora quienes conformarían la mesa de votación.

Se procedió a dar lectura de la ley la cual consta de 80 artículos entre los que podemos resaltar la del artículo 4 que consigna como presupuesto del Ministerio de Ambiente todos los fondos que en otrora eran manejados por el MEF, así como el artículo 12 del capítulo III el cual crea la Comisión Consultiva del Ambiente, como un espacio de diálogo y discusión entre la sociedad civil y el gobierno. Con estas modificaciones e iniciativas se le da mayor participación y autonomía a una institución que por varios lustros ha sufrido los embates de las malas administraciones públicas y el desafortunado e indigno control de personas sin ningún amor a la naturaleza ni al prójimo.

Es una primera victoria y faltan todavía muchas otras, para seguir recordándole a los tomadores que el ambiente nos implica a todos.

Panamá. 29 de enero del 2015.

Previous post

La Ley 18 de 2013 viola derechos fundamentales: hay que derogarla (parte 2)

Next post

La Ley 18 de 2013 viola derechos fundamentales: hay que derogarla (parte 3)

No Comment

Deja un comentario...