COVEC

Opinión: Comunicación e información para todos/as

Destrucción ambiental, aborto, comunidades indígenas, lucha de género, eutanasia, legalización del aborto, feminismo responsable, comercio legal de drogas y pena de muerte son algunos de los temas tocados con pinzas o ignorados por los medios tradicionales. ¿Qué opción queda para poder difundir esto y otros contenidos de interés social?

Es el periodismo alternativo dentro del sistema de comunicación actual de las sociedades una opción para aquellos sin posibilidades de transmitir sus ideas; principalmente cuanto estas ideas no tienen posibilidades de ser difundidas en los medios tradicionales ya que son argumentos que no responden a los intereses económicos de estos medios hegemónicos.

Esta modalidad alternativa no debe responder a las tendencias ideológicas dominantes de los poderes en las sociedades actuales, ni ir encaminados para complacer a los intereses económicos y políticos. Al contrario, deben responder a las necesidades de la población.

Esta opción de periodismo rompe con el esquema tradicional de la comunicación de tendencia vertical donde el medio es el emisor absoluto y la audiencia constituye un receptor pasivo. De manera alternativa se ofrece un esquema de comunicación horizontal donde emisor y receptor opinan y aportan a la temática en discusión.

Dicha comunicación horizontal es un espacio de cultura ya que se abren las puertas al aporte de conocimientos y experiencias que provienen de diferentes fuentes con toda una diversidad de marcos de referencia. Por consiguiente, el periodismo alternativo es un espacio para la educación y la transformación de nuestros países.

Estos medios alternativos son herramientas útiles, ya que no son simples instrumentos de información, al contrario, tienen la capacidad de educar; propósito que tanto desean alcanzar algunas comunidades o grupos de lucha social y les es actualmente negado por los dueños de los medios de comunicación.

En Latinoamérica, por ejemplo, muchas comunidades y grupos sociales han recurrido al periodismo alternativo por poseer un modelo de funcionamiento y económico que les permite abordar tópicos sobre problemáticas y campos de conocimiento que se ignoran por los grandes medios.

Sin embargo, el periodismo alternativo se enfrenta a una lucha constante porque su existencia representa una ruptura de lo establecido por los poderes políticos y económicos, es decir, es una alternativa que se opone a la voracidad del monopolio de la información y por consiguiente de transformación social

La información y comunicación es un derecho de los seres humanos, tenemos derecho a exigir a los gobiernos por nuestros medios de comunicación y los formatos que nos sean más gratos y adaptados a nuestra realidad.

Sí, es nuestro derecho tener opciones de información y no sólo lo predeterminado por los medios burgueses que no responden a nuestras realidades. Pero, es también nuestra obligación hoy luchar por la democratización de la información y los medios. Es imperante reclamar por los medios de comunicación de y para el pueblo que históricamente nos han sido negados.

Francisco Javier Iraheta (El Salvador)
Equipo editorial del Programa Radial Días y Flores (Radio 10/Panamá)

Previous post

Juventud y política

Next post

¡Hasta siempre Ana Paula!

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *