Latinoamérica

Presentan panorama de amenazas, acosos, criminalización para activistas

Vista del Relator de la ONU en Costa Rica:

Ante la presencia del Relator Especial de la ONU, Michel Forst, semana atrás organizaciones sociales, ambientales, indígenas, feministas, Jueces de la República, derechos humanos, eclesiales y activistas presentaron un panorama Costarricense nada halagador para el informe que prepara para octubre de 2016 y que presentará ante la Asamblea General de la ONU sobre la situación de las personas defensoras del ambiente a nivel mundial.

La actividad se realizó en el Instituto Interamericano de Justicia y fue organizada en nuestro país en el por el Centro por la Justicia Derecho Internacional (CEJIL).

Los testimonios fueron evidenciando una situación preocupante y que no dista de lo que el relator escuchara en su visita a Honduras y Nicaragua. Una de las participantes lo dijo muy claro “no es la misma escala pero pasan exactamente las misma cosas que en la región”, entonces es necesario superar el mito que somos diferentes y que aquí no pasa nada.

Un profesor universitario a viva voz contó como espera un juicio con testimonios policiales totalmente falsos y que en el fondo es por ejercer su derecho a la protesta social, él espera juicio como muchos otros activistas que fueron criminalizados por defender la CCSS el 8 noviembre de 2012. Aquel evento fue una protesta que terminó siendo reprimida por la policía, que antepuso “la libertad” de tránsito al derecho a la protesta social y el derecho a la salud. Las personas asistentes coincidieron que se está creando en el imaginario que es prohibido protestar y está justificado reprimir, encarcelar y juzgar a todo aquel que se manifiesta (FECON, 24 -6- 2015).

Los Jueces de la República denunciaron procesos de investigaciones o sanción que violan la independencia de los jueces en la aplicación de aplicación de la normativa en Derechos Humanos, como ejemplo vivo está el caso que se ventila en la inspección judicial que se le abrió a un juez que aplicando los convenios y la legislación fallo a favor de los derechos de una pareja del mismo sexo (ACOJUD,21-5-2016) que levantó la preocupación del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y fue conocido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Washington, Estados Unidos ( ACOJUD,11-5-2016). Pero ese no es el único caso, FECON recordó al relator del caso de Jairo donde la Inspección Judicial abrió una causa disciplinaria contra los tres jueces a cargo del primer debate del caso de Jairo Mora, marcándoles la cancha de cómo deberían fallar a los jueces de este segundo juicio (ACOJUD, 20-2-2016). Si bien esa inusual presión pudo favorecer la condenatoria de los asesinos de Jairo Mora advertimos que es preocupantes por que podría causar alguna nulidad sobre la condenatoria o ser un mecanismo que pueda operar en el futuro contra los mismos ciudadanos o activistas.

Un representante indígena preguntó ¿qué son derechos humanos cuando 80% del territorio reconocido como nuestro en papel está en manos de no indígenas en la práctica?, denunciaron que en la defensa y recuperación de sus territorios han sido perseguidos, macheteados, sus casas incendiadas, encarcelados sin acusaciones concretas, torturados, “hay compañeros que les han apuntado dedos y otro que sufrió haber sido quemado y marcado con hierro ganadero” testificó. Los territorios indígenas están tomados por “blancos ganaderos” que gobiernan a su antojo, al margen de la ley al mejor estilo paramilitar, como quedó en evidencia con el bloqueo que hicieron en Buenos Aires de Puntarenas, machetes, bombas molotov y otras muestras de violencia como linchamientos y ataques premeditados con armamento pesado, tanques de gas debajo de los puentes dispuestos a detonarse. Inclusive como denunció en la prensa donde echaron mano de dinamita para atacar la policía (Prensa ,13-5-2016). Hay sospecha que esta dinamita sería la utilizada por una empresa estatal. Esta violencia y acoso se ha trasladado a las organizaciones de derechos humanos, eclesiales y ecologistas que han acompañan a las comunidades indígenas.

Diputados evangélicos son promotores de nuevas formas de acosos, hostigamientos, y estigmatización contra grupos feministas que acompañan mujeres que quieren ejercer el derecho a decidir sobre su cuerpos. Estos grupos político-partidista-religiosos vienen instigando a sus seguidores a que realicen ataques personales por medio de redes sociales o tratando de evidenciar y exponer públicamente a las defensoras y defensores de los derechos de las mujeres , para esto están contando con el apoyo de los medios de comunicación.

La FECON recordó al defensor los casos recientes donde un ministro de Estado que acusa a un programa de la UCR de acciones “belicosas” ( Semanario Universidad, 14-3-2016), el caso de un activista que en sufrió una amenaza de quemarle su carro ( FECON, 13 -12- 2015), también se presentó el caso reciente de un activista contra la actividad piñera que fue amenazado para “Deje de estar subiendo esas cosas a redes sociales, sino quiere que le pase nada”, le gritaron los desconocidos (Semanario Universidad, 27-7-2016). Se denunció la condenatoria de 12 años de cárcel al guardaparques Mauricio Steller a partir del testimonio de hueveros, dejando vulnerables a quienes defienden la Naturaleza en vez de protegerles ( FECON, 25-8- 2015).

Finalmente se puso en conocimiento del relator la amenaza a quienes estaban involucrados en una publicación que hacía referencia al funcionario público Celso Gamboa, según el Semanario Universidad: “la Revista Paquidermo es plataforma de artículos de opinión críticos dirigida por un consejo editorial en el que figuraba un funcionario judicial y en el que se han publicado algunas críticas a Gamboa, incluido un duro artículo titulado “Jairo Mora (el ambientalista asesinado en 2013 en Limón) no tiene magistrado”, escrito por el ambientalista Mauricio Álvarez y retirado rápidamente al considerar que contenía afirmaciones impropias” (Semanario Universidad ,25-4-2016).

Los testimonios coincidiendo que hay un crecimiento de los círculos de violencia y criminalización contra activistas que involucra las prácticas de estigmatización, judicialización, acoso, torturas, amenazas de muerte y finalmente las acciones directas contra las personas. Todo este ciclo fatídico se da en un marco de impunidad que permite que se vuelva a repetir y se multiplique. Por esta razón los activistas consideran que todavía se puede revertir esta tendencia y crea condiciones para investigar estos y muchos otros casos pasados y ponerle punto final a la impunidad que alimenta estas formas de violencia.

El relator presentará su informe con estos y muchos otros casos a las Naciones Unidas, el cual será puesto a disposición del público. Insistiremos en que estos casos no queden impunes y que se detenga esta escalada de violencia en el país.

Por: Mauricio Alvarez Mora, Presidente FECON y profesor en Kioscos Socio ambientales UCR,

Previous post

Boletín Ecológico de Panamá # 98

Next post

Guatemala: Entre la paz firmada y la paz posible

No Comment

Deja un comentario...