Uncategorized

El Salvador. Industrias Florenzi: Abuso de poder e incumplimiento con los derechos laborales a las y los trabajadores

Esta industria maquilera viene siendo denunciada desde el año 2010; dónde sus trabajadoras expresaron que los abusos a sus derechos laborales, pagos dignos y la liquidación de sus sueldos al verse despedidas 210 personas, no ha sido una petición escuchada por parte de la industria textilera donde arremeten no contar con el dinero para poder pagar vacaciones, indemnización y aguinaldos pendientes, entre otros. 

Expresa Rafael Méndez Coordinador de las CSS que desde el 19 de Marzo que se decretó la cuarentena domiciliar obligatoria  en el país, la patronal de Industrias Florenzi deja de pagar salarios y todo lo correspondiente de ley y que el 1° de Julio el abogado de la empresa notifica a las y los trabajadores que se cierran las operaciones del todo. Cabe hacerse la aclaración que desde la posición de la CSS el acompañamiento ha sido en las tomas de acción (tomas de calle para hacer las denuncias junto a las y los afectados de Industria Florenzi).

Desde que reunieron a los y las trabajadores en Marzo del presente año donde el representante dio a conocer el despido de estas personas, dónde no hubo ninguna explicación más que solo la notificación de su despido cerrando operaciones definitivamente; los afectados y afectadas han mostrado resistencia al no retirarse de las instalaciones y exigir todos los adeudos que tiene dicha industria, la mayoría de las trabajadoras son mujeres que tienen de 25 a 35 años trabajando y las que tiene menor tiempo son 10 años, desde el año pasado el patronato a cargo del señor Sergio Pineda López no abonó el capital correspondiente a los descuentos de ley tales como el AFP (ahorro de vida) Y EL ISSS (seguro de salud) y que dichas cotizaciones han venido siempre siendo descontadas de sus salarios.

La representante de las trabajadoras afectadas, Nery Ramírez expresó que desde la jefatura han intentado recompensar con una máquina en pago de pasivo laboral, según otras fuentes consultadas por este medio dijeron que no llega a valorarse en $200.00 (doscientos dólares),el precio real de lo que están desvaluadas por el tiempo de uso llega a solo $85.00(ochenta y cinco dólares) lo cual expresan que es una burla a su dignidad humana y sobre todo su trabajo que no fue valorado y que se niegan a aceptar; también haciendo las denuncias que muchas de sus compañeras sufren enfermedades graves y que no tienen como pagar un seguro privado de salud.

El acompañamiento que han recibido de forma constante ha sido por La Colectiva Amorales en su representación Keyla Cáceres, ORMUSA (Organización de Mujeres Salvadoreñas por la Paz) está colaborando con transporte para las movilizaciones de acciones de calle y se suma también procesos de auto-cuido que consta de atención psicológica en la fábrica (la atención llega ahí), La Red de Defensoras que apoya con un diagnóstico y plan de seguridad para las compañeras afectadas haciendo entrega también de alimentos, actualmente de forma más permanente un equipo técnico jurídico  que lo conforma tanto la Red de Defensoras, La Colectiva Amorales y ORMUSA están para dar el seguimiento al caso y que los abogados que están llevando el proceso avancen de forma más rápida (dónde existen 113 demandas individuales y 1 demanda para medidas cautelares que garantizará el pago de las y los trabajadores).

La Coordinadora Sindical (CSS) por su parte expresan que desde las instituciones del gobierno ha habido una participación bastante pasiva desde las reiteradas visitas al Ministerio de Trabajo y su Ministro Óscar Rolando Castro donde ha mostrado muy poco interés con el caso, por parte de la PDDHH (Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos) también ha sido una participación muy poca, lo cual es preocupante porque los derechos laborales y su dignidad humana queda a un lado.

Para el cierre de esta nota, Keyla Cáceres de la Colectiva Amorales dice que han estado acompañando con medicamentos, educación, atención de salud, gestionando fondos para que sigan continuando con la lucha y que denuncian la falta de credibilidad en donde el Gobierno en turno aseguró en cadena nacional qué todas las personas que iban para cuarentena seguirían recibiendo su salario lo cual desmienten porque no solo la industrias textileras sino que muchas empresas terminaron contratos injustificados y no han cumplido con los procesos de indemnización hacia sus trabajadores y trabajadoras y que el Gobierno hasta la fecha no se ha pronunciado por dichos casos y qué sus preocupaciones actuales solo se ha centrado en la política y no en  los demás problemas a parte de los de salud lo cual es un acto arbitrario  por parte del gabinete y el mismo presidente Nayib Bukele.

Por: Pamela Alfaro. Radio Temblor Internacional

Fotografías: Revista La Brújula / Nery Ramírez

Previous post

Colombia: a la calle de nuevo

Next post

Bolivia. Acciones urgentes para proteger al Lago Poopó

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *