Internacional

Mujeres Migradas desde Honduras (Entrevista)

Cinthya Maldonado Méndez, es la escritora hondureña que nos levanta de la comodidad de la rutina para recordarnos la cotidianidad de migrar, como una opción de vida, un arte forzado, una decisión, o quizás un acto de revolución.

La autora del libro “Mujeres Migradas”, presentado en julio en el Centro Cívico Drasanes en  el centro de Barcelona, ha estado haciendo una gira de presentaciones por Madrid y Girona. En Hospitalet de Llobregat, próximamente el libro sera agregado en la red de bibliotecas como autora local.

Maldonado, es una migrante evolutiva, perito mercantil. Ha trabajado en labores de limpieza, en restaurantes, asilos de adultos mayores, esto mientras estudiaba catalán (lengua tradicional en Barcelona). Actualmente es estudiante de recursos humanos, becada por su espíritu de superación y entereza. Además, trabaja como corredora de seguros, y lo conjuga con su pasión por escribir.

Radio Temblor Internacional, la entrevistó gracias a la reciente presentación de su obra que visita la Honduras de América, y que contiene historias de mujeres luchadoras innatas, que fueron capaces de comenzar de nuevo en lugares desconocidos para ellas.

1. ¿Qué pensamiento te surge cuando escuchas la combinación de palabras Mujer y Migración?

Que las mujeres que migramos somos  valientes y que en su mayoría migramos por la falta de oportunidades y seguridad en los países de origen.

2. ¿Cómo una hondureña viviendo en territorio español, percibe la migración?

Percibo la migración, como un acto y un proceso en el cual hay mucho sufrimiento y aprendizaje. Además percibo la migración como una vivencia que te aleja, te arranca de tu tierra y te obliga a comenzar  de cero en lugares totalmente desconocidos, pero que a su vez se convierten en oportunidades nuevas de aportar nuestras habilidades y conocimientos a las sociedades en donde hemos decidido establecernos, dándote en la mayoría de los casos una fortaleza tremenda.

3. ¿Has mencionado que escribiste este libro porque crees que todas las mujeres migradas tienen una historia que contar. Es una realidad que el temor se apodera de las personas migrantes por sus tradicionales vulnerabilidades. ¿Qué criterios y estrategia utilizó para escoger cada historia del libro?

Quería dar voz a las situaciones y circunstancias que otras mujeres y yo habíamos vivenciado en nuestro proceso migratorio, quería hablar de las madres que dejaron a sus hijos aun siendo bebés, acto que considero es muy doloroso, la inseguridad que padecemos en los países de origen. También quería evidenciar que la migración de las mujeres es productiva tanto para las sociedades que nos acogen como para nuestra sociedad de origen en muchos aspectos, como el económico, psicosocial, etc.

4. Hay una gama de estereotipos que surgen del término “migración”, los cuales han sido asumidos por las sociedades receptoras con frecuencia ¿Cuáles prevalecen según su experiencia?

Migrante o inmigrante igual a inculto, pobre, ignorante entre otros. Afortunadamente desde los colectivos al menos en el caso de Barcelona y Hospitalet de Llobregat, dos ciudades que conozco bien, se está trabajando para desmontar esos planteamientos y estamos dejando claro a la población autóctona que somos gente con ilusiones, con ganas de superarnos, con capacidad de iniciativa y sobre todo gente muy trabajadora que hemos tenido que dejar nuestros hogares forzados y forzadas por circunstancias distintas pero parecidas a su vez, y que a pesar de nuestras vulnerabilidades queremos aportar .

5. Algunos expertos te describen como una escritora cotidiana. ¿Cómo explicas este hecho? ¿Estás tras alguna revolución con tu obra?

Si, es por que el libro está narrado con un lenguaje cotidiano y cada historia está contada con naturalidad y sencillez, y el hecho de que otros lo digan me alegra porque era lo que yo quería transmitir, quería contar las historias con un tono alto y claro sin tanta palabra rebuscada, en resumen quería ser entendida por toda la gente que me leyera. Revolución no sé, pero quería dejar claro que las mujeres migradas podemos hacer más que limpieza, podemos desarrollarnos en todas las áreas que queramos previa preparación está claro.

6. Las 75 páginas de“Mujeres migradas” ¿En qué contexto fueron escritas? ¿Qué sentimientos anidaron para atraerlas a las letras? ¿Cómo evolucionarán?

Fui creando uno a uno cada relato, decidí narrarlo en primera persona, no necesariamente porque fuera mi historia sino porque realmente ninguna de las historias me era del todo ajena, ya que también hay algunas que he vivido en mi propia piel. Los sentimientos que anidaron en mi fuero, nostalgia, tristeza, valentía, fortaleza, ganas de superación, admiración. Creo que las historias de cada una serán de éxito a su manera, de hecho ya hay muchas historias exitosas, ejemplo, las que ya se han reencontrado con sus hijos, las que ya han evolucionado a nivel profesional y laboral.

7. ¿Cómo consideras aporta el feminismo a la reflexión del fenómeno migratorio?

Las mujeres hace ya mucho tiempo que no queremos ser adorno en las sociedades, creo que hemos dejado claro que queremos ser parte de todos los procesos y que tenemos capacidad para ello. Y especialmente los procesos migratorios rompen patrones ya que las mujeres que migran cambian en su mayoría de rol, se convierten en proveedoras para la familia, rompiendo así con ese patrón de responsabilidad que el sistema patriarcal dio a los hombres desde siempre.
Migrar también es un acto de resistencia hacia las injusticias y falta de derechos y vida digna.

8. ¿Algún mensaje a la caravana migrante?

“Nunca dejen de luchar por sus sueños, que a veces las cosas no salen como uno quiere , a veces hay que dejar que todo fluya y sacar aprendizaje de cada vivencia por difícil que esta sea. Se que estar en tierras lejanas y más en estas fechas es muy duro. No olvidemos que que todos tenemos el derecho a desplazarnos si así lo queremos en busca de seguridad y oportunidades nuevas, todos los pueblos del mundo han pasado estos procesos migratorios lo que pasa es que la memoria humana tiende a olvidar. ¡Cuídense mucho y allá donde vayan convivan con respeto, y empatía!”

Por Sharon Pringle Félix


Previous post

Costa Rica. Comunicado ante el despojo de tierras con violentas agresiones a indígenas Bribris

Next post

“Yo sigo siendo feminista marxista, que es algo que no está de moda”

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *