Latinoamérica

Ecuador. Transformaciones dispares sobre la consulta popular

El domingo 4 de febrero, más de 13 millones de ecuatorianos acudieron a ejercer el derecho ciudadano hacer consultados sobre temas sensitivos. El Consejo Nacional Electoral CNE, la mayor institución para regir dicha convocatoria, oriento dicho proceso en las urnas para responder a siete preguntas; cinco como parte del referendo de carácter constitucional y dos consultas, que exigen modificar la legislación.

Entre los temas están inhabilitar permanentemente de la política a los condenados por corrupción, terminar con la reelección indefinida, reestructurar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, evitar que prescriban los delitos sexuales contra menores y adolescentes, y prohibir la minería en áreas protegidas. Las otras dos fueron sobre reducir el área de explotación petrolera en el Parque Nacional Yasuní y derogar la ley orgánica para evitar la especulación sobre el valor de las tierras conocida como “ley de plusvalía”.

Este proceso tuvo peculiares situaciones, como fue la división del ala política que fundo el ex presidente Rafael Correa y su sucesor Lenín Moreno, pero que no paso a mayores, ya el desgaste político genero en los ciudadano poca reacción. Otro de las situaciones fueron las interrogantes formulada para el proceso, ya que careció de mayor debate y compresión en la opinión ciudadana. Debido a que su semántica, llevaba a la negación y afirmación a la vez.

Más de 80 % de la población estuvo habilitada para esta consulta, y su resultado fue un sí, a los cambios que pretende el gobierno actual realizar. Pero poco creíble en los ciudadanos, ya que a más de un año de gobernabilidad, pocos han sido los logros para el bienestar del país.

Para los ciudadanos, la realidad social requiere radicales cambios, y esta consulta social, no garantiza mejores días para Ecuador. Su esperanza apuntan a una transformación de las instituciones gubernamentales bajo la capacidad de recursos humano idóneo y de principios para que la corrupción y la desigualdad social no reine en Ecuador.

Escuchemos declaraciones de ciudadanos en la consulta popular:

Por: Olmedo Carrasquilla Aguila

Fotografías: Agencia Ecologista TEGANTAI / La Barra Espaciadora / Fluxus / Josep Vecino de La Tecla-R

Esfuerzo colectivo de medios y periodismo en red de: La Barra espaciadora, La Periódica, la Agencia Ecologista Tegantai, La Tecla R, La Andariega, Chamico y Fluxus.

Previous post

Ecuador: bosques nublados para las futuras generaciones

Next post

Yasuní, las sinrazones de su destino…

No Comment

Deja un comentario...