Robert T. O’Brien y Cortizo propulsan el neocolonialismo en Panamá

Written by | Internacional

El  presidente de Panamá Laurentino “Nito” Cortizo prometió en su campaña política acabar con la corrupción y eliminar la enorme brecha entre la clase poderosa (oligarquía) y los trabajadores. Poco más de cien familias controlan el 90% de las riquezas en Panamá. Una vez electo presidente, todavía no se han aprobado medidas para cumplir con estas promesas. Es un axioma verdadero el que “las clases sociales no se suicidan.” Por lo tanto cualquier medida en esta dirección será derrotada por la oligarquía, la cual defenderá sus intereses. La oligarquía en Panamá es una clase muy corrupta, la cual con su control del gobierno ha saqueado históricamente las riquezas del tesoro de Panamá.

Como ha sido probado, Estados Unidos ejerce una fuerte hegemonía en Panamá (Pérez, Arauz, et al.) aún después de que reversó el Canal a este país Ístmico.

En el caso del presidente Laurentino Cortizo, este heredó los problemas creados con Estados Unidos con el establecimiento de las relaciones diplomáticas entre la República Popular de China y la República de Panamá, durante la incumbencia del presidente Juan Carlos Valera. Aunque los chinos mantienen una gran influencia económica en Panamá, incluyendo el que una compañía china administra los puertos terminales del Canal, Estados Unidos teme que éstos lo desplacen\ de su hegemonía en Panamá.

El Coloso del Norte ha visto este establecimiento de relaciones como una influencia nociva a su dominio en Panamá.

China es el segundo usuario del Canal (Estados Unidos es el primero) y por lo tanto contribuye a la economía de Panamá.

Cortizo se ha aliado a Estados Unidos con el fin de aumentar las inversiones corporativas estadounidenses en Panamá, lo que aumentará el dominio del Coloso del Norte, sobre  el Istmo. (Memorándum, 2020). Muchas de estas empresas, de acuerdo a lo negociado, construirán infraestructuras previamente acordadas con China para que éstos las construyan.

“[Mike Pompeo, Secretario de Estado de EE.UU.] ‘Vino a [Panamá] a traer un mensaje’, fue la lectura que hizo el ex canciller José Raúl Mulino de la sorpresiva y rápida visita del Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, quien estuvo (en el Palacio de las Garzas el 19 de octubre de 2018) ” Este mensaje se trataba de la oposición de Estados Unidos al establecimiento de relaciones diplomáticas de Panamá con China.

“Estados Unidos y Panamá han firmado un Memorando de Entendimiento para establecer un Grupo de Trabajo Anti lavado de Dinero /Anticorrupción. El Grupo de Trabajo está formado por fiscales panameños, agentes del orden y funcionarios reguladores que serán capacitados y asesorados por personal de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI). Estados Unidos planea invertir más de $ 5 millones en los próximos cinco años en este grupo de trabajo para apuntar a las redes de lavado de dinero, incluidas las redes no relacionadas con los narcóticos. Nuestro objetivo compartido es ayudar a Panamá a fortalecer su capacidad para investigar, interrumpir y enjuiciar el lavado de dinero y la corrupción.” (U.E Embassy in Panama, 2020).

 De acuerdo al internacionalista de Panamá, Julio Yao, “El Memorándum de Entendimiento de Robert O’Brien convierte a Panamá ‎en enemigo de China, nos obliga como panameños a otorgar un monopolio sobre nuestro ‎territorio al capital de Estados Unidos, atenta contra nuestro desarrollo como país, viola el ‎Tratado de Neutralidad sobre el Canal, y disminuye y niega la soberanía nacional de Panamá.‎

Este Memorándum es “Secreto” y viola el derecho internacional de los tratados. (Yao, 2020).

Por: Dr. Carlos Pérez Morales. Analista Geopolítico

Last modified: 29/09/2020

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *