“No otorgamos nuestro consentimiento previo para la Cuarta Línea de Transmisión de Panamá” informan Pueblos Indígenas Ngäbe, Buglé y Campesinos a la ONU

Written by | Panamá

Al momento en que muchos pueblos indígenas a lo largo del continente americano están recordando el día 12 de octubre como el Día de la Resistencia, los pueblos indígenas Ngäbe, Buglé y Campesinos afirman que la Cuarta Línea de Transmisión Eléctrica de Panamá está replicando un patrón de marginación y sometimiento que ha sido perpetuado contra sus pueblos durante siglos.

En el marco del Examen Periódico Universal (EPU) de Panamá, en el que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU revisará la situación de derechos humanos en el país en noviembre, el día de mañana representantes de los pueblos indígenas Ngäbe, Buglé y Campesinos participarán en una conversación directa con varios diplomáticos de Misiones Permanentes ante la ONU en Ginebra. Durante esta conversación, subrayarán las vulneraciones de derechos humanos y de los pueblos indígenas que está causando la Cuarta Línea.

Feliciano Santos, representante de las comunidades Ngäbe, Buglé y Campesinos afectadas por la Cuarta Línea, y Coordinador del Movimiento por la Defensa de los Territorios y Ecosistemas de Bocas del Toro (MODETEAB) declaró:

Como ya ocurrió en otros territorios indígenas que han sido impactados por proyectos inconsultos de desarrollo, prevemos que la Cuarta Línea nos despojaría de nuestras tierras ancestrales, pondría en riesgo nuestros medios de vida tradicionales y nos expondría a un aumento en las tasas de enfermedad, además de ocasionar la deforestación y la contaminación en las áreas afectadas. A pesar de estos riesgos previstos, y la situación actual de pandemia que los está exacerbando, el Estado de Panamá se ha negado a adoptar medidas adecuadas para respetar nuestros derechos como pueblos indígenas antes de avanzar con la Cuarta Línea.

Reiteramos nuestra inconformidad con la Cuarta Línea, la cual evidencia un patrón persistente de imposición ilegítima de proyectos y prioridades económicas ajenas en nuestros territorios ancestrales. Por ello, buscamos hacer escuchar nuestros reclamos a nivel internacional, incluso durante el actual proceso de revisión periódica de la ONU al Estado Panameño.

Sarah Dorman, abogada con el Centro para el Derecho Ambiental Internacional (CIEL), por su parte, declaró:

Al no asegurar el derecho a la consulta y al consentimiento previo a todas las comunidades indígenas afectadas por la Cuarta Línea, el Estado Panameño ha

incumplido la recomendación que aceptó al respecto durante su primer EPU. Esperamos que la actual revisión internacional de Panamá arroje luz sobre las vulneraciones de los derechos de los pueblos indígenas que siguen ocurriendo en el contexto de la Cuarta Línea, y que resulte en un verdadero compromiso por parte de las autoridades panameñas de no avanzar con la Cuarta Línea hasta que se lleve a cabo un proceso de consentimiento previo, libre e informado con todas las comunidades afectadas de los pueblos indígenas Ngäbe, Bugle y Campesinos.

Cabe mencionar que la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) ya escuchó las preocupaciones en torno a la legitimidad de la Cuarta Línea, así como los posibles impactos del proyecto. La información presentada por los pueblos Ngäbe, Buglé y Campesinos con el apoyo de CIEL fue referenciada directamente en un informe preparado por el ACNUDH para ser entregado al Consejo de Derechos Humanos como parte del EPU de Panamá.

Contacto:

  • Feliciano Santos, Coordinador del Movimiento por la Defensa de los Territorios y Ecosistemas de Bocas del Toro (MODETEAB), [email protected]gmail.com, +507 6656- 1696
  • Sarah Dorman, Abogada con el Centro para el Derecho Ambiental Internacional (CIEL), [email protected], +1 202-742-5854
  • Nota para editores:El historial de incidencia internacional de las comunidades indígenas afectadas por la Cuarta Línea de Transmisión Eléctrica es extenso. En 2018, representantes de estas comunidades interpusieron una queja ante el mecanismo de rendición de cuentas de la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial, la cual ha financiado y asesorado el proyecto. Dicha queja dio origen a una investigación del proyecto que aún sigue en curso. Además, las comunidades han venido informando al Sistema Interamericano de Derechos Humanos y al Sistema Universal de la ONU de los posibles impactos de la Cuarta Línea en sus derechos humanos, así como sus derechos como pueblos indígenas.

12 de octubre de 2020.

Last modified: 12/10/2020

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *