Latinoamérica

ALER. Pronunciamiento por el Derecho a la Comunicación en Ecuador

Ante la reiterada declaración pública de varios candidatos y candidata postulantes a la presidencia de la República del Ecuador en considerar la Ley Orgánica de Comunicación atentatoria contra la libertad de expresión, proponiendo incluso su derogatoria; la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER), considera:

Que esta situación constituiría un preocupante retroceso en la vida democrática del país el intentar derogar esta ley que se ampara en la Constitución del Ecuador, que reconoce el derecho humano a la comunicación y es vista en América Latina y el Caribe como un referente positivo en la lucha por la democratización de las comunicaciones y el derecho que tienen los pueblos a comunicarse.

Si bien toda ley es perfectible y susceptible de reformas, resguardando el interés ciudadano por encima de cualquier poder (político, económico, mediático, etc.) esta debe darse en el marco de un amplio debate y no bajo presión de algunos sectores de medios privados y organizaciones afines que actúan en base a sus propios intereses empresariales, tomando a la comunicación como una mercancía. De estas protestas hacen eco varios postulantes a la presidencia de la república en un contexto donde la promesa electoral se impone fácilmente para obtener la mayor cantidad de votos.

El concurso de frecuencias, cuyo proceso ha sido aplazado hasta después de las elecciones del 19 de febrero, es un mecanismo que tiene respaldo en el artículo 108 de la Ley Orgánica de Comunicación y permite, por primera vez en la historia del país, que la ciudadanía, los pueblos, comunidades a través de sus organizaciones puedan contar legalmente con sus propios medios comunitarios. Este derecho pretende ser vulnerado por quienes abogan por la derogatoria de la ley o buscan reformarla para mantener el status quo mediático vigente. Es pertinente señalar que la libertad de expresión no sólo es potestad de quienes en la actualidad cuentan con un medio o varios medios de comunicación sino es un derecho de la sociedad en su conjunto. Por tanto, el concurso de frecuencias debe continuar y respetarse.

En virtud del reconocimiento del largo proceso que alentaron las organizaciones y movimientos sociales para que dicha ley considerara los aspectos fundamentales del derecho a la comunicación, ALER hace eco del Informe de La Relatoría para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre las recomendaciones para limitar la concentración de medios con el objetivo de garantizar la libertad de expresión. El documento señala que: “El pluralismo y la diversidad de medios de comunicación es de particular importancia para el ejercicio pleno y universal del derecho a la libertad de expresión. En términos de un reciente fallo de la Corte Interamericana, la protección del pluralismo es no solamente un fin legítimo, sino, además, imperioso”.

Finalmente, invocamos a todos los candidatos y candidata a la presidencia del Ecuador a una reflexión profunda del tema por encima del momentáneo y pasajero fragor electoral, ya que está en juego la gobernabilidad y el fortalecimiento del sistema democrático en el Ecuador con una comunicación plural, diversa y libre.

Quito, 08 febrero 2017

Leonel Herrera Lemus
Presidente.

Previous post

Honduras. ¿Quiénes son los defensores del ambiente y de derechos humanos?

Next post

Podemos defiende su plan de transversalidad en Vistalegre II

No Comment

Deja un comentario...