Panamá

Comunicado de MOCAMDERCO ante las declaraciones de Eduardo Vallarino

COMUNICADO

ATENCIÓN MINISTERIO DEL AMBIENTE DE PANAMÁ

Eduardo Vallarino miente!

MOCAMDERCO, organización de base comunitaria de la provincia de Veraguas, tiene más de 13 años de lucha en contra del proyecto hidroeléctrico Los Estrechos, propiedad del señor Vallarino, exigiendo además la construcción de una potabilizadora que beneficie a la población de los distritos de La Mesa, Las Palmas y Cañazas, realizando proyectos de agricultura sostenible, reforestación, desarrollo humano y educación ambiental.

Rechazamos categóricamente la calificación de “terroristas” y “delincuentes” realizada por el señor Eduardo Vallarino, en perjuicio de las personas que forman parte del Movimiento Campesino en Defensa del Río Cobre (MOCAMDERCO) en carta distribuida masivamente por correo electrónico y dirigida a la Ministra de Ambiente de Panamá, con fecha de 4 de abril de 2016.

No es la primera ocasión que el señor Vallarino ha utilizado el correo electrónico y su conexión con el poder económico y político del país para lograr espacios en los medios de comunicación y proferir falsos temerarios, cuyos contenidos constituyen delitos de calumnia e injuria.

En el transcurso de los últimos años, Eduardo Vallarino ha acusado a ambientalistas, indígenas y organizaciones comunitarias de estar financiadas por gobiernos extranjeros y asociaciones internacionales, afirmando “no contar con pruebas”.

En esta ocasión especula tratando de vincular a miembros del MOCAMDERCO con “delincuentes encapuchados” autores de supuestos delitos o amenazas contra la vida e integridad, contra los bienes, incluso, supuestos actos de terrorismo. Nada más lejos de la verdad.

El descaro del Sr. Vallarino es tan grande, que en nota fechada 12 de abril de 2016, dirigida nuevamente a la Ministra de Ambiente, con copia a la “CONEP y medios de comunicación”, afirma que:

“hemos recibido información de empresas que han recibido notificaciones de cancelación de licencias de uso de agua… estas empresas en ningún momento fueron advertidas por el Ministerio de Ambiente sobre la intención de volver a poner en práctica una norma que hasta la fecha nunca había sido aplicada”

Es decir, el señor Vallarino por un lado especula con el derecho penal para hacer daño a las comunidades organizadas, por el otro lado exige que se siga incumpliendo la ley, porque siempre se ha incumplido en favor de los promotores de proyectos hidroeléctricos.

Esta acusación de terroristas y delincuentes por parte de miembros del sector empresarial hacia organizaciones sociales, forma parte de una estrategia de criminalización de defensoras y defensores de derechos humanos, que es una constante del sector empresarial en Centroamérica, con quienes el Sr. Vallarino mantiene relaciones, dirigidas a perseguir y silenciar a las organizaciones, al tiempo que procura impunidad para actos criminales.

Por otra parte, MOCAMDERCO es una organización que actúa en solidaridad y resistencia con otras organizaciones sociales y movimientos comunitarios en Latinoamérica, afectados por la expansión de las represas hidroeléctricas que destruyen los ríos, privatizan el agua y expulsan a las comunidades. Apoyamos estas luchas y también recibimos solidaridad internacional, algo que el Sr. Vallarino le cuesto mucho entender.

Quienes firmamos esta nota:

1. Exigimos al señor Eduardo Vallarino, que se retracte y pida disculpas públicamente por el daño al honor de los miembros de MOCAMDERCO, otras personas y organizaciones que durante años ha calumniado e injuriado.

2. Solicitamos a las autoridades nacionales una investigación justa, imparcial y exhaustiva de los hechos señalados por el Sr. Vallarino y la sanción legal correspondiente a los involucrados directa o indirectamente. Nos parece muy extraño que el comunicado del Sr. Vallarino, injuriando y mintiendo, haya salido justamente una vez que su concesión de agua ha sido cancelada por incumplimiento del contrato de concesión.

3. Solicitamos a las organizaciones sociales nacionales a internacionales, a que se mantengan vigilantes y solidarias a la justa lucha del Movimiento Campesino en Defensa del Río Cobre, por sus tierras, aguas y derechos.

MOCAMDERCO

Previous post

Memoria Histórica de la Sociedad Panameña por Dania Betzy Batista Guevara

Next post

Guatemala. La Puya, resistencia contra la minería

No Comment

Deja un comentario...