Panamá

Recordando a los Mártires de la cordillera del Tute

Un 3 de abril de 1959,hace 57 años ,algunos de los periódicos nacionales accesibles a los miembros y simpatizantes del Movimiento de Acción Revolucionario (MAR), ponen a circular en la población la PROCLAMA DEL MAR AL PAIS.

Inmediatamente toman la decisión de ascender a las estribaciones de la cordillera del llamado TUTE, para lo cual se movilizan desde la ciudad capital a la ciudad de Santiago un grupo de jóvenes y adultos revolucionarios en sendos vehículos con algunas armas y de ahí parten hacia San Francisco de la Montaña para llegar en horas de la noche y la madrugada al contacto en Santa Fe, la casa de Chito Castrellón que se ofrece como guía , luego de los ruegos y pedidos de su sobrino RODRIGO ALONSO PINZÓN.

El día 6 de abril, caen los primeros guerrilleros luego de una emboscada preparada por el Capitán Omar Torrijos Herrera y sus compañeros entre los que estaba Boris Martínez. Mueren Rodrigo Alonzo Pinzón y Eduardo Santos Blanco, quienes formaban parte de la primera columna guerrillera; luego, el día 9 de abril también fueron sorprendidos en otra emboscada el estudiante y adolescente Domingo Patrocinio García y Rogelio Girón. Quienes eran parte de la segunda Columna Guerrillera llamada Manuel Celestino González.

Cuatro corazones, cuatro almas y cuatro faros quedaron gravados en las montañas de Santa Fe, como semillas fértiles y patriotas para cultivar las conciencias, el patriotismo y la soberanía de cada panameño.

Hasta qué punto este sacrificio de la juventud sirvió para abonar y motivar al estudiantado de la Escuela Normal, del Instituto Nacional y muchos otros abrazar la lucha por rescatar la soberanía en manos de los yanquies en alianza y asocio con los clases gobernantes y hegemónicas de la capital y del interior del país? No tenemos una respuesta . pero lo cierto es que los días, meses, y años por venir están demostrando que el MAR, y el pueblo activo, militante y antimperialista tenía razón.

Hoy, son reales y evidentes las letras y el espíritu de la proclama del 3 de abril de 1959 que en aquel entonces pedía y exigía , acabar con la CORRUPCIÓN DE TODO EL ESTADO ,UNA LIMPIEZA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, VOLCAR UNA GUARDIA NACIONAL AL SERVICIO DE LOS MÁS ALTOS INTERESES DEL PUEBLO, CONVERTIR LA REFORMA AGRARIA Y TIERRA PARA LOS CAMPESINOS, RECONOCER Y CUMPLIR CON EL DERECHO A LA LIBERTAD DEL SUFRAGIO Y PARTICIPAR DE LA DIRECCIÓN GOBIERNO DEL ESTADO, IMPLEMENTAR UNA EDUCACIÓN DE CALIDAD PARA EL CAMPO Y LA CIUDAD, ALCANZAR UNA SALUD DIGNA, EFICIENTE, IGUAL PARA TODOS, LLENAR A TODO EL PAÍS DE INVERSIONES SOCIALES DE TODO TIPO, Y LA RECUPERACIÓN DE LA SOBERANÍA EN EL CANAL entre la lista de necesidades del pueblo de aquella época.

Los mártires NO HAN MUERTO , ellos viven y vivirán mientras haya sed de justicia, vivirán en el corazón del estudiante patriota , que no se arrodilla ni se acobarda a ningún amo a sueldo. Ellos murieron para darnos vida, orgullo, soberanía, y una patria digna.

Hagamos nuestra parte, empinémonos por encima de cualquier mezquindad, juremos no torcer nuestro brazo hasta acabar con la corrupción , la injusticia, y el enriquecimiento injustificado que reina en esta Patria.

Dado en Santiago, el 30 de marzo de 2016.

Junta directiva de la asociación mártires del Tute

Foto: Vítor Jordan

Previous post

Jairo: justicia con impunidad

Next post

Colombia. “Las políticas irresponsables del gobierno nos empujaron a unirnos”

No Comment

Deja un comentario...