Panamá

De como las hidroeléctricas auspician la corrupción en Panamá

El nombre de Ricardo Martinelli sale nuevamente a la luz en otra investigación de corrupción panameña. Esta vez en torno a Corporación de Energía del Istmo, empresa señalada como benefactora de jugosas concesiones hidroeléctricas y vinculadas al expresidente y a sus familiares. Todo esto acompañado de la acción de fichas claves del gobierno y financiamiento de la banca local, que le ha otorgado a Corporación de Energía del Istmo montos superiores a los 81 millones de dólares.

Corporación de Energía del Istmo es una sociedad comercial creada en 2005. La actual Junta Directiva la compone José Luis Barredez como presidente y entre otros directivos Navin Bhakta como secretario. Bhakta fue designado por Ricardo Martinelli como miembro del Consejo Nacional de Relaciones Exteriores. También figura en la venta de productos por parte del Programa de Ayuda Nacional (PAN) y ha sido vinculado con la cuenta High Spirit Overseas de Financial Pacific.

El pasado 19 de octubre se realizó una auditoría por parte del fiscal general de cuentas, Guido Rodríguez a las concesiones realizadas hacia ETESA de Transmisión Eléctrica S.A, una de las compañías del clan de Corporación de Energía del Istmo, apuntando particularmente hacia la construcción de la subestación de San Bartolo. Rodríguez señala que “las revelaciones dadas a conocer a través de los medios de comunicación social sobre la vinculación del expresidente Ricardo Martinelli y su familia con esta empresa hidroeléctrica quienes obtuvieron la concesión de las hidroeléctricas, y a través de la revelación del administrador de la Autoridad de los Servicio Públicos, que San Bartolo no estaba en los planes de Etesa y que se hizo para beneficiar a las dos hidroeléctrica”.

La auditoría está firmada por el Contralor Federico Humbert, sobre la base de que la construcción de San Bartolo, todavía en fase de diseño, no formaba parte del plan de expansión de Etesa, colocándola como altamente sospechosa de lesión patrimonial al Estado.

En esta concesión figuran también los nombres de Alejandro Garúz Adames, hijo del exsecretario del Consejo Nacional de Seguridad, Alejandro Garúz, detenido en El Renacer, y Luis Enrique Martinelli, hijo de Ricardo Martinelli, quienes no dudaron en salir del país una vez que los medios locales revelaran las concesiones de Corporación de Energía del Istmo.

Previous post

Desafíos de la COP 21 y los movimientos sociales

Next post

Mujer, cuerpo y territorio

No Comment

Deja un comentario...