Panamá

Declaración de la Herradura

Nosotros los moradores de las comunidades ribereñas del Río Santa María, provenientes de los distritos de San Francisco y Santa Fe, reunidos en la comunidad de la Herradura:

1. Conscientes que el Río Santa María es uno de los recursos naturales más valiosos con que contamos en esta Región;

2. Sabedores que existen proyectos hidroeléctricos que amenazan la integridad y normal funcionamiento del caudal del Río Santa María;

3. Preocupados porque cualquier proyecto que se realice en esta región, no solo afecta el caudal y cauce del Río Santa María, sino también nuestras tierras, y vida familiar;

4. Recordando que el progreso y desarrollo de nuestro país no puede medirse, solamente, por el número de centros comerciales y edificios que se construyan en las ciudades, sino también por la calidad de vida que tengamos los ciudadanos.

5. Convencidos que es nuestro deber, como Cristianos, guardar, cuidar y cultivar la naturaleza, como nos lo manda la Sagrada Escritura en el Génesis 2,15.

6. Siendo responsables del futuro de las generaciones venideras y cumpliendo con el deber de dejarle a dichas generaciones el Río Santa María sano, protegido y libre de todo proyecto que lo deteriore así como libre de toda contaminación.

DECLARAMOS:

Primero: Convertirnos en custodios valientes, permanentes y responsables de la integridad del Río Santa María, en todo tiempo y lugar, desde su nacimiento hasta su desembocadura.

Segundo: Rechazamos, de manera decidida, enérgica y contundente, todo proyecto que amenace al Río Santa María, que implique represas y/o desvíos de su cauce, siempre que dichos proyectos no cuenten con la participación de la comunidad afectada, y que no sean en beneficios de las mismas comunidades.

Tercero: Desarrollar todas las acciones que sean necesarias, para que se cancelen los proyectos que están programadas, diseñados o que de alguna manera se prevén construir utilizando el Río Santa María.

Cuarto: Mantener la unidad de las comunidades ribereñas del Río Santa María, mantenernos en estado de alerta, y luchar con todas nuestras fuerzas, inteligencia y voluntad a fin de que se cancelen los proyectos hidroeléctricos que afecta al Río Santa María y cualquiera de sus afluentes.

Quinto: Convertirnos en permanentes vigilantes y defensores de toda la cuenca del Río Santa María, así como crear las estructuras sociales y jurídicas de lucha que las circunstancias aconsejen, a fin de que podamos decir con certeza que esta lucha no es uno, sino que esta lucha es todos.

Sexto: Gestionaremos solidaridad, con otros movimientos similares al nuestro, tanto en lo nacional como en lo internacional, y seremos recíprocos en dicha solidaridad.

Aprobada esta declaración en la comunidad de la Herradura de Santa Fe, a los dos (2) días del mes de agosto del año dos mil catorce (2014).

PD. Es importante señalar que la lucha de resistencia y defensa comprende toda la Cuenca y afluentes del Río Santa María, desde su nacimiento en Santa Fe y todo su cauce, a través de santa Fe, Calobré San Francisco El Río Gatú; en Cañazas y San Francisco el Río Corita y Santa Fé, San Francisco y Santiago en Veraguas, extendiéndose a los distritos de Santa María en Herrera y El Roble de Coclé.

Previous post

¿Y tú... cómo haces Cultura?

Next post

Activistas y comunidades rurales ante el Cambio Climático, Sustentabilidad y Conflictos Socioambientales en Panamá

No Comment

Deja un comentario...