Alternativas Socioecológicas

Educación campesina y popular: reflexión y acción para construir nuevas realidades

Compartimos la experiencia de la Escuela Campesina de Agroecología (UST-MNCI Somos Tierra). Memoria histórica, cosmovisión, cultura y relaciones humanas como ejes de un proyecto educativo que apunta a recuperar -y circular- saberes para transformar la realidad de las comunidades. Entrevista a Marta Greco, coordinadora de la Escuela.Preguntándonos qué agroecología necesitamos, tenemos claro que hablar de agroecología implica pensar en mucho más que en el derecho a una alimentación saludable.

El acceso a la tierra, la soberanía alimentaria, el comercio justo para lxs trabajadorxs, el cuidado de los bienes naturales y la recuperación de saberes ancestrales son algunas de las cuestiones que suelen omitir en su discurso quienes hoy se apropian del término y proponen, engañosamente, una nueva forma de producir alimentos; sin agrotóxicos, pero perpetuando las desigualdades sociales, agotando los recursos de los suelos y el agua, y siempre con la mira puesta en hacer negocios, sin pensar en la razón misma de la práctica milenaria de la agricultura: la alimentación de los pueblos. Con el gigante Bayer-Monsanto enfrentando juicios multimillonarios por los graves daños a la salud que causan sus productos, la situación actual de la principal productora de agrotóxicos es una mera muestra de que todo el modelo agroindustrial está en crisis.

Y la forma en la que las empresas pretenden salir de esa crisis no es otra que maquillando sus estrategias, pintando de verde las mismas prácticas capitalistas de acumulación y explotación -humana y natural- que vienen llevando a cabo desde hace décadas.En este contexto, la educación popular emerge como un frente de lucha imprescindible para recuperar saberes y adaptarlos a las necesidades de cada territorio. Para esto, la acción de las organizaciones territoriales es fundamental. La Vía Campesina así lo refiere: “La importancia de discutir e implementar la formación política-agroecológica dentro de cada movimiento y organización está en la posibilidad de la comprensión del proceso histórico, de los avances, límites y desafíos que la praxis de la lucha proporciona. La caracterización y análisis teórico desde los movimientos sociales es fundamental para prepararnos y fortalecernos ante los embates que tendremos en frente. Sin el conocimiento profundo de la realidad y de las teorías, se torna difícil desarrollar las luchas por la transformación de las estructuras de la sociedad. En un contexto político global cada vez más complejo y difícil, resulta imprescindible formar militantes, cuadros políticos y técnicos que tengan la capacidad de interpretar críticamente la realidad para transformarla” 

Ver nota completa

Por: Nicolás Esperante Alonso para la Agencia de Noticias Biodiversidadla

Previous post

América Latina. Otra década perdida

Next post

RTI. Revuelta sonora... [Audio]

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *