Internacional

América Latina. Otra década perdida

La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) de la Organización de las Naciones Unidas considera que esta última década ha sido perdida en la región. Lo mismo había ocurrido a partir de la década de los 80′. Este período con economías en recesión, rebeliones populares demandando mejoras e igualdads social en la calidad de vida diaria, millones de personas cayendo nuevamente en la pobreza y gobiernos que han girado hacia el centroderecha y la derecha, incluyendo golpes de Estado, como en Bolivia. A todas estas situaciones hay que añadir los desastres económicos causados por el SARS-COVI2, (Coronavirus tipo 2 del síndrome respiratorio agudo grave o SARS-CoV-2.) Se calcula que el número de pobres en América Latina aumentará a 80 millones de personas mientras dure la pandemia.

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Sra. Alicia Bárcena) señaló que la pandemia del Coronavirus pone en peligro un bien público mundial esencial, la salud humana, y que impactará en una economía mundial ya debilitada, afectando tanto a la oferta como a la demanda, ya sea a través de la interrupción de las cadenas de producción o por la pérdida de ingresos y de rentabilidad debido al aumento del desempleo y a las mayores dificultades para satisfacer las obligaciones del pago de la deuda. (CEPAL, 2020).

Se cree que este coronavirus afectará la región de la siguiente manera:

1. Reducción de las exportaciones

Se prevé que la actual crisis disminuirá la actividad económica con varios de los principales socios comerciales de la región, especialmente en relación con las exportaciones de bienes a esos países.

2. Caída del turismo

Igualmente se prevé una menor demanda de los servicios turísticos, queafectaría con más intensidad a los países del CaribeDe durar la prohibición de viajar provocada por el virus en uno, dos o tres meses, la actividad turística caribeña se contraería en un 8%, 17% o 25%, respectivamente, en 2020.

3. Suspensión de las cadenas de suministros

Otro de los efectos que puede causar el coronavirus es la interrupción de las cadenas de producción mundiales. Esta situación afectaría principalmente a México y el Brasilpaíses que importan piezas y bienes intermedios de China para sus sectores manufactureros (concretamente en el caso de repuestos de automóviles, los electrodomésticos, y productos electrónicos farmacéuticos).

4. Desplome de los precios de productos básicos

En cuarto lugar, la crisis podría afectar a la región con una caída de los precios de los productos básicos, sobre todo para los países sudamericanos exportadores de materias primas.

5. Temor a invertir

Por último, puede producirse una mayor “aversión al riesgo” por parte de los inversores y el empeoramiento de las condiciones financieras mundiales.

“Parte de estos efectos se reflejan en el descenso de los índices bursátiles de la región”, (Noticias ONU, 2020)

Estos sucesos han causado un desajuste económico en la región, que ha tenido como consecuencia un aumento e las personas pobres en América Latina. El progreso esperado, según lo indicaban los primeros años de esta década se esfumó,

Estados Unidos ha venido aumentando su influencia en la región por razones de comercio ventajoso con las importaciones de materias primas y las razones geopolíticas por las cuales ha implantado un considerable grupo de bases militares en esta región.

Por: Dr. Carlos Pérez Morales Geógrafo/Historiador

Fotografía: Costa Rica en movimiento. Olmedo Carrasquilla II

Previous post

Panamá. La necesaria unidad popular y la trampa del “pacto social”

Next post

Educación campesina y popular: reflexión y acción para construir nuevas realidades

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *