Uncategorized

La solidaridad de los pueblos como asunción a un mundo mejor [Imágenes]

Cuba, heroico país que ha resistido al bloqueo económico impuesto por los Estado Unidos, fue la sede del encuentro global para la solidaridad y la democracia. Una convocatoria antiimperialista que se realizo en el Palacio de Convenciones en la Ciudad de la Habana del 1 al 3 de noviembre de 2019. Fundamental encuentro a esta hora en que Latinoamérica y Caribe, resisten políticas económicas neoliberales dictadas por el Fondo Monetario Internacional FMI y bajo la radical imposición y represión de gobiernos de derecha. 

Pero, un continente que despierta, se moviliza, con la esperanza de aspirar a una economía más justa y solidaria. Cuyo Derechos Humanos se pueden ejercer libre y en democracia. Donde las miles de familias se les garantiza una seguridad social y alimentaria. Y en donde reine la paz fruto de la justicia.La Habana, la casa solidaria, fue la asunción de un movimiento social y de fuerzas de izquierdas reconfigurada. Que luego de análisis y debates sobre los altibajos sufridos durante los últimos lustros. Con fervor y compromiso, se edifico una estrategia común bajo criterios y consensos fraternos.

La declaración final, contundente e integral compromiso, reafirmó la lucha contra el genocido bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba. El rechazo a las amenazas y agresiones de diversa naturaleza sobre todos los gobiernos soberanos que se niegan a servir a la potencia hegemónica, que busca instalar bases militares en sus territorios y usurpar sus recursos estratégicos. También, reafirmar la defensa de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz. Condenar las políticas opresoras que sufre los pueblos de Ecuador, Chile, Haití, Argentina, Brasil, Colombia y Honduras. Así como la lucha del pueblo de Puerto Rico por una independencia como gobierno anexionista de los Estados Unidos. Y por supuesto, la permanente acción solidaria y de rechazo a las agresiones militares y extractivas que sufre África y Medio Oriente.

Los pueblos presentes hablaron alto y claro. Exigencia justicia social, respeto a la biodiversidad, respeto a los derechos de los pueblos originarios, el cese toda discriminación y violencia por razones de género, raza, creencia religiosa, orientación sexual u otra manifestación que atente contra la dignidad e integridad de las personas. 

Pero, también justicia social, reparaciones y una vida digna para todos los pueblos soberanos.

Redacción Radio Temblor internacional


Previous post

Embajadora de Venezuela en Bolivia se pronuncia

Next post

Levantamientos populares y fake news

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *