Observatorio Socioambiental

Observatorio Socioambiental de Panamá OBSOAP # 22. Marzo 2019

Perspectiva socioambiental del mes / Análisis de coyuntura

Las Autoridades de la República de Panamá nunca se han caracterizado por su atención a los problemas económicos derivados de la desprotección ambiental. El problema fundamental es que muchos responsables de las instituciones estatales encargadas de estos menesteres no son profesionales idóneos y esto se debe fundamentalmente a la falta de voluntad política de valorar en su justa medida el problema cuyos efectos ya se están observando.

Un ejemplo es el caso de la mina de Cobre localizado en el área de Donoso. Los dañinos efectos de la explotación de una mina de cobre a cielo abierto en un área boscosa en donde está ubicada, era más que razón suficiente para impedir dicho proyecto. No solo tendrá efectos sobre la fauna, la flora y las aguas de las áreas adyacentes sino sobre el clima de todo el país. Y lo peor del caso fue la negligencia deliberada de la Corte Suprema de Justicia de dictaminar la inconstitucionalidad del contrato 10 años después, cuando ya el proyecto está casi terminado. El gobierno panameño tanto presente como futuro buscara la manera de resolverles este problema a los inversionistas del proyecto.

Otro ejemplo son los devastadores efectos del fenómeno del Niño en las provincias centrales sobre todo en el área de Azuero que es afectada por prolongadas sequías. 

En Panamá hay cerca de 2 millones hectáreas de tierras degradadas como producto de la ganadería extensiva y no se plantea ni se ejecuta programas serios de recuperación de tierras degradadas que sería en el corto y mediano plazo muy benéfico para el país.

Otro ejemplo de la irresponsabilidad de las autoridades es como la Autoridad del Canal de Panamá ACP ha venido permitiendo la tala de áreas boscosas en regiones adyacentes al vía interoceánica y que son vitales para el régimen de lluvias que abastecen de agua la cuenca hidrográfica con el único propósito de atender los intereses de grupos económicos.

Dicho en términos muy concretos todas estas negligencias en cuanto a la política ambiental muchas de ellas deliberadamente provocadas delatan la existencia de un serio problema de origen político y que los sectores que controlan el estado no tiene ningún interés en enfrentar.

En Panamá hay que tener claro que la negligencia deliberada de no atender debidamente el medio ambiente es de origen político y cómo tal debe ser planteado y enfrentado.

Equipo Interdisciplinario OBSOAP


Previous post

#Campaña Somos Plurinacional

Next post

Boletín Ecológico de Panamá # 127

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *