Feminismo

Bolivia. 8 de marzo. Anticapitalista, antipatriarcal y anticolonial (Fotos)

Posiblemente como nunca antes, miles de mujeres diversas y con diferentes militancias políticas nos tomamos las calles de La Paz Bolivia. El incremento de las tasas de feminicidio, las diferentes formas de violencia contra las mujeres se juntan en nuestro contexto con la profundización del modelo extractivista en los territorios. Miles de mujeres indígenas y campesinas que no pudieron sumarse a las marchas, resisten hoy desde las comunidades con la defensa de la Madre Tierra. Latiendo con ellas, en un grito notoriamente popular, trabajador, mestizo e indigena; las mujeres urbanas bolivianas salimos a gritar: “Mujeres contra el patriarcado, mujeres contra el capital, mujeres organizadas contra la violencia neoliberal”. 


A pesar de nuestras complejidades y diversidades, este bloque popular se una a las compañeras de América Latina que se opone al incremento del despojo que atenta contra los territorios y cuerpos de las mujeres. La Marcha de Mujeres de Bolivia partió de Cervecería para poner puntos de reclamo en las oficinas judiciales, el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Salud, terminando con un eufórico mitín en la Plaza del Estudiante, donde las colectivas socialistas, anarquistas, antiespecistas, ecofeministas, mujeres independientes y auto convocadas, mujeres trabajadoras  de la construcción y de otros sindicatos  tomaron la palabra y la voz.  Uniendo nuestras luchas y convergencias en una consigna: “Por nuestras muertas, ni un minuto de silencio, toda una vida de lucha”.


Por otra parte, desde las mujeres ecologistas y defensoras de los territorios estamos en plena campaña hasta el 22 de marzo (Día Mundial del Agua) #LasMujeresSomosAgua exigiendo medidas de atención urgente al grado de devastación que generan los proyectos extractivos en los territorios que atentan contra la vida y los cuerpos de las mujeres.

Carmen Aliaga. Colectivo CASA / Radio Temblor Internacional

Fotografías: Pany Rosas / José Mattos

Previous post

Honduras. La siembra de Berta sigue generando semillas de libertad

Next post

España. Una huelga feminista como una casa: por un #8M antirracista (Fotos)

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *