Internacional

“Con los derechos de las mujeres no se negocia”

Contra las políticas de extrema derecha se han manifestado más de 1500 personas en la ciudad de Burgos, uniéndose a las más de 70 ciudades del Estado que habían convocado para hoy concentraciones y manifestaciones.

Una riada de gente ha recorrido las calles del centro de la ciudad para mostrar su indignación y preocupación frente al avance de grupos políticos de ideología machista, racista, homófoba y franquista.

La condición de Vox de la derogación de la ley contra la violencia de género, en sus negociaciones con el PP y con Ciudadanos por el gobierno de Andalucía, ha alertado al movimiento feminista en todo el Estado tras la llamada a la solidaridad desde Andalucía. Las derechas tras demostrar su terrible gestión de la crisis global al precarizar aún más la vida de la clase trabajadora y desmontar el llamado “estado de bienestar”, quiere ir por todas atacando ahora los derechos y libertades que los feminismos quieren ganar para la igualdad real entre mujeres y hombres, el respeto a la diversidad sexual y la destrucción de toda forma de dominio y explotación.

Nada parecía apuntar al éxito obtenido tras la floja concentración del domingo frente a la convocatoria en el Hotel NH “la Merced” del partido ultraderechista, pero una vez más las mujeres y hombres feministas de Burgos han vuelto a dar un ejemplo de tesón y lucha al convertir la concentración en la Plaza del Cid en una importante manifestación que ha recorrido el centro de la ciudad para terminar en el Paseo de El Espolón.

Con las pancartas “Nuestros derechos no se negocian, ni un paso atrás” y “Frente a los ataques de extrema derecha, Respuesta feminista”, se han ido uniendo a la manifestación y a las consignas “Con las mujeres no se negocia, nuestros derechos no se negocian”, “Con las mujeres no se juega”, “En igualdad, ni un paso atrás”, para terminar con “Fuera los rosarios de nuestros ovarios”, a su paso por la Catedral, pura casualidad.

Tras las declaraciones de varios obispos como los de Granada, Ávila y Córdoba, se pone de manifiesto con el último lema quién está detrás de Vox y del “casadismo”, convirtiendo a éstos en la embajada neoconservadora que lleva dando la batalla dialéctica y política en todo el mundo en los últimos años.

Es con toda seguridad nuestra iglesia católica la que está detrás del apoyo financiero, junto a los terroristas iraníes, y mediático de la extrema derecha en España. No es casualidad que la cúpula católica lejos de reparar y responsabilizarse de los abusos y crímenes causados durante la dictadura y el periodo constitucional, golpeando especialmente a la infancia y a la mujer, se haya ocupado de ocupar puestos de poder políticos a través del Opus Dei en las ejecutivas de Rajoy, de realizar evangelizaciones agresivas a través de sectas fundamentalistas como los “kikos” o los catecúmenos, de utilizar el código penal para la represión y la supresión de la libertad de expresión mediante autodenominadas asociaciones de abogados cristianos o de montar campañas de odio con la de “Hazte oír”.

Nuestros y nuestras “catolibanas” son responsables del viejo nacionalcatolicismo ascendente. Por eso más que nunca hay que agradecer a las empoderadas mujeres y a los hombres solidarios de nuestra ciudad la lucha frente a la desigualdad y a la injusticia, frente al fundamentalismo católico. En definitiva, frente al patriarcado y al capital y todas sus formas y expresiones de dominio.

Sin duda, la manifestación fue todo un éxito y apuntala las movilizaciones y la huelga general que se dislumbran ya el 8 de marzo y que, a buen seguro, tendrán aún más éxito que el año anterior.

Mucho está en juego…

Por Burgos Dijital

Tomado de: burgosdijital.net/

Previous post

Entrevista a Vandana Shiva: Ecofeminismo vs capitalismo

Next post

El espíritu de Seattle. 20 años no es nada

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *