Panamá

Comunicado sobre refugiados varados en el Tapón del Darién

La Asociación Costarricense de Derechos Humanos (ACODEHU) hace un llamado vehemente, a la opinión pública nacional e internacional, y a organizaciones de Derechos Humanos-DD.HH., y de la sociedad civil, acerca de la delicada situación de 500 inmigrantes, procedentes de diferentes países del mundo, que se encuentran “varados en Colombia”.

Este sector de inmigrantes, se encuentra integrado por jóvenes de ambos sexos, adultos, menores de edad y personas de avanzada edad. La mayoría de estas personas, ingresaron por la selva del Darién en Colombia, venciendo obstáculos propios del trópico lluvioso y selvático, como son las dificultadades topográficas, mordidas de serpientes venenosas, y largas caminatas por caminos abruptos. Estos inmigrantes se encuentras ubicados en las localidades de Turbo y Purganá, en territorio colombiano.

Estos seres humanos permanecen en condiciones de vulnerabilidad, debido a que no cuentan con las “medidas de atención primaria”, que les permita la cobertura de sus necesidades básicas: alimentación, alojamiento seguro, atención integral a la salud, asesoría legal y medidas de protección física.

La mayor preocupación de Defensores(as) de DD.HH. y de algunos voluntarios de la organización CARITAS, de la Iglesia Católica que se han acercado a esta población manifiestan su preocupación por el maltrato físico y cruel a muchas de estas personas. Parece ser que los órganos represivos del Estado de Colombia, ejercen actos de agresión y vejámenes violatorios de los DD.HH., que atentan contra la integridad física de muchos(as) migrantes. Parece ser, que estos policías y militares colombianos, tratan a los mismos como si fuesen delincuentes.

Por las condiciones de vulnerabilidad de esta población, cuya situación migratoria es incierta, la ACODEHU hace un llamado a la opinión nacional e internacional, para que se intervenga, por una salida legal y humanitaria en favor de esta población.

De igual manera llamamos a los organismos de DD.HH. de Colombia, Panamá y Costa Rica para que se pueda incidir en una solución integral, inteligente y humanitaria para estos inmigrantes.
Con el Papa Francisco decimos finalmente que: “Con espíritu de misericordia, abrazamos a todos los que huyen de la guerra y del hambre, o que se ven obligados a abandonar su tierra a causa de la discriminación, la persecución, la pobreza y la degradación ambiental.”.

Asociación Costarricense de Derechos Humanos (ACODEHU)

San José, 12 de marzo de 2018.

Previous post

MUJERES PRIVADAS DE LIBERTAD ALZAN SU VOZ EN ENCUENTRO FEMINISTA

Next post

10 AÑOS: en defensa de la vida y amplificando la palabra...

No Comment

Deja un comentario...